Existe violación de derechos humanos de personas con VIH en Oaxaca

Al pedir a la sociedad en general cambiar actitudes hacia las personas en situación de vulnerabilidad y discriminación como son las que viven con el VIH, el defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Arturo Peimbert Calvo, informó que en este organismo se han presentado tres quejas por violación a los derechos humanos de las personas que viven con el VIH/Sida, mientras que en el 2011 se iniciaron 5 quejas.

En el marco del Día Internacional de la Lucha contra el Sida, que se conmemora el 1 de diciembre, Peimbert Calvo indicó que este organismo defiende, protege y promueve la cultura de los derechos humanos, por lo que pidió a la población oaxaqueña  tener confianza y se acerquen en la Defensoría del Pueblo de Oaxaca

El defensor del Pueblo de Oaxaca explicó que los actos violatorios más recurrentes son omitir prestar atención médica por la condición de seropositivo o enfermos de sida y omitir suministrar medicamentos.

Agregó que las autoridades más demandadas son los Servicios de Salud de Oaxaca y  de la Dirección General de Reinserción Social, dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca.

Señaló que las personas con VIH es un grupo en situación de discriminación por lo que pidió a la sociedad en general reflexionar en este día y sensibilizarse, con el fin de que gocen plenamente sus derechos humanos.

Peimbert Calvo también comentó que de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, Oaxaca ocupa el lugar 12 a nivel nacional, con la tasa de incidencia acumulada por Virus de Inmunodeficiencia Adquirida de 145.86 por cada 100 mil habitantes, de 1983 a junio de 2011.

La Organización Mundial de la Salud declaró el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA en 1988 para que cada primero de diciembre, personas de todo el mundo aúnen esfuerzos para generar una mayor conciencia de lo que supone el VIH/SIDA y mostrar solidaridad internacional ante la pandemia.

Este evento brinda a todos los copartícipes, tanto públicos como privados, una de las oportunidades más claras para dar a conocer la situación e impulsar avances en materia de prevención, tratamiento y atención a los afectados en los países con elevada prevalencia y también en el resto del mundo.