Cabildo de Oaxaca exige renuncia del Secretario de Seguridad Pública

* El presidente municipal Luis Ugartechea no acepta la disculpa y responsabiliza a Marco Tulio de su seguridad.

Agencia JM y Guadalupe Espinoza

Foto: Max Núñez
Foto: Max Núñez

Oaxaca, Oax.- El presidente municipal Luis Ugartechea Begué, afirmó que los hechos ocurridos en el auditorio Guelaguetza, donde no le permitieron la entrada por órdenes del Secretario de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO), Marco Tulio López Escamilla representan un precedente grave en el estado, por lo que advirtió que cualquier repercusión hacia él, su familia o sus bienes, responsabilizaba al titular de la SSPO.

En asuntos generales de la sesión ordinaria de este martes, el cuerpo edilicio respaldó el posicionamiento del edil capitalino y reprobó la actitud del Secretario de Seguridad, se solidarizó con el presidente municipal y propuso solicitar una audiencia sin intermediarios con el gobernador Gabino Cué Monteagudo, al tiempo que se ratificó continuar la relación de colaboración y de respeto con el gobierno del estado.

El presidente municipal Luis Ugartechea, se refirió al incidente y señaló que su personal de seguridad cumple con todas las normas, y la documentación está firmada por el secretario López Escamilla.

“No acepto la disculpa pública, porque hubo la orden clara de no permitirme la entrada, argumentando un protocolo que durante las Guelaguetzas no ha existido, y para colmo el secretario declaró que se escoge a los amigos”, expresó Ugartechea.

Aclaró que no se trata de un tema personal, porque en todo caso “es preferible estar en las tribunas, pero como presidente municipal tenía que estar en el palco, es un asunto institucional que tiene que ver con la investidura”.

En este sentido, afirmó que el no acepta la disculpa pública porque fue obligado, “por eso creo que se debe solicitar la renuncia de Marco Tulio López Escamilla, porque en aras de la seguridad, esta no puede generar impunidad”.

El edil capitalino agregó que han habido varios agravios y errores del Secretario de Seguridad Pública, y refirió que “tenemos una recomendación relacionada contra abusos de los integrantes de movimiento #132; y el 15 de septiembre se le cerró la puerta del palacio a personal del municipio. No puede haber impunidad, sería un error y un problema legal grave”.

Y ante los errores recurrentes del secretario Marco Tulio en toda la entidad, que sientan precedentes graves, el presidente municipal responsabilizó “de cualquier repercusión hacia mi persona o familia, hago responsable al secretario de Seguridad Marco Tulio López Escamilla”.

En seguida varios regidores hicieron uso de la palabra para solidarizarse con el edil.

Flor Ramírez Quero reprobó los hechos y advirtió que “si tocan a una persona, tocan a todo el equipo”.

Guadalupe Martínez agregó al margen del posicionamiento del presidente municipal, que el Secretario de Seguridad habló de protocolos, y en seguido preguntó: ¿Cuál es el protocolo que el secretario utiliza para permitir la entrada de personas ebrias que escandalizan a un lado del gobernador?

“El secretario cometió un error y no es pequeño, tiene que ver con la investidura del presidente municipal que es anfitrión, que tiene el bastón de mando entregado por la ciudadanía, no por el secretario y sus protocolos. El secretario cometió un exceso y la disculpa viene obligada al error cometido. Es una falta de respeto y de cultura política, y sí de protocolo.”

Dijo que no es la primera vez que hay un agravio institucional, y señaló que “todos entran con guardias: un actor ‘pisasuelos’ o ‘payasuelos’ era conducido por sus escoltas cuando ya su escándalo era fuerte ante el gobernador, y todos los funcionarios de alto nivel llevan escoltas que la propia Secretaría los certifica”.

Concluyó que tiene que haber una sanción al funcionario e hizo un llamado al gobernador del estado para que le exija utilizar sus protocolos para detener a la delincuencia y no violentando a las instituciones, como la investidura del presidente municipal.

Ricardo Coronado dijo que esta conducta viene a sumarse a toda una serie de agravios y falta de respeto de funcionarios hacia el gobierno de la ciudad, que vienen a minimizar al gobierno municipal. Señaló que es grave porque no solo la Secretaría de Seguridad, sino que todos los que organizan eventos, minimizan y no toman en cuenta a la autoridad municipal, por lo que hizo un llamado al gobernador Gabino Cué a la reflexión y llame a sus colaboradores a tener actitud de respeto hacia los ayuntamientos.

Marco Aurelio Vásquez reprobó el agravio al presidente municipal “por órdenes de un tipo que no fue electo; no dejar entrar al presidente, al jefe electo. El término de la renuncia lo avalo, y le recuerdo al secretario que no fue electo”, y remató que “el gobernador es completamente responsable de su equipo y también debe ofrecer disculpa pública”.

Emilio Santiago indicó que el protocolo no funcionó, “porque vi escoltas del gobernador y muchas personas que portaban armas, es muy grave lo que está sucediendo”.

Mario Mendoza valoró la claridad del posicionamiento del presidente municipal, porque su investidura no puede ser agraviada por nadie; recomendó prudencia y propuso que aunque la coordinación deberá seguir siendo estrecha y respetuosa, el cabildo debe solicitar audiencia al gobernador, sin intermediarios.

La Regidora Miriam de los Ángeles reconoció que “en los gobiernos priistas nunca había pasado esto, y como perredista nos preguntamos: ¿dónde está el cambio? En seguida le recomendó al gobernador Gabino Cué “que tome el mando de su gobierno, porque el día de mañana vamos a estar gobernados por los secretarios”.