Protestan en la Sedatu en rechazo al nombramiento de Sofía Castro

Por Oscar Rodríguez

Oaxaca, Oax- Un grupo de personas se manifestaron y bloquearon los accesos de la delegación estatal de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), tras el nombramiento como titular de dicha dependencia de la ex diputada federal priista, Sofía Castro.

Los manifestantes realizaron pintas en la pared de la institución y cerraron la vialidad.

Los activistas reprocharon que se nombrara funcionaria federal a una persona que tiene una investigación en su contra.

Armando Pérez Castro, uno de los defensores de los magueyeros de San Carlos Yautepec, explicó que en el sexenio pasado, Sofía Castro cometió diversos fraudes, el más escandaloso de ellos al pedir dinero al gobierno por más de 100 millones de pesos para instalar una planta industrial en su pueblo, cuando su costo real era de no más de 37 millones.

Explicó que para concretar el desvío de recursos, llamó a sus paisanos y formó una Sociedad de Producción Rural, con el nombre de “Magueyeros Chontales y Zapotecos de Yautepec”, pero que al final, tras lograr los recursos para establecer una planta agroindustrial de acopio, rectificación, homogeneización y envasado de mezcal de Oaxaca, se la cedió solamente a sus familiares.

Por separado, Alejandro Rojas Arrazola y Alfonsa Martínez, originarios de Yautepec y quienes se han desnudado en la capital en varias ocasiones para exigir justicia, acusaron a la ex diputada federal de persecución política, al encarcelarlos durante año y medio sólo por reclamarle que rindiera cuentas de la planta destiladora de mezcal.

En tanto, José Luis Rodríguez Vásquez, indicó que no quieren que Sofía Castro sea delegada porque “trabaja solo para favorecer sus intereses personales a costa de defraudar mucha gente”.

También se sumaron a la inconformidad por el nombramiento de la nueva delegada federal, los integrantes de la organización Antorcha Campesina, quienes advirtieron que Sofía Castro no es la persona más idónea para quedarse con el cargo, luego de que Oaxaca cuenta con el mayor número de conflictos agrarios por resolver de todo el país.

“Queremos un delegado conciliador que pongan fin a la violencia que se vive por la disputa en la tenencia de la tierra, no que llegue a confrontar y dividir más a nuestros pueblos y comunidades”, mencionaron.