Foto: Carolina Jiménez
Foto: Carolina Jiménez

* Realizan ‘viacrucis’ para exigir justicia por los feminicidios ocurridos en la entidad

Por Guadalupe Espinoza y Agencia Quadratín

Oaxaca, Oax.- Madres de familia, cuyas hijas han sido víctimas de violencia por razones de género, marcharon por calles de la ciudad para conmemorar el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia hacia las mujeres.

La actividad convocada por organizaciones no gubernamentales, entre ellas la Red Nacional de la No Violencia, simuló un ‘viacrucis’, el cual partió de la explanada del templo de Santo Domingo de Guzmán y concluyó en el zócalo de la capital, frente al acceso principal al Palacio de Gobierno, donde con una docena de cruces exigieron a las autoridades poner un alto a la muerte de mujeres.

Al respecto, Valentina Jaso, integrante en Oaxaca de la Red Nacional de Católicas por el Derecho a Decidir, mencionó que “las autoridades han hecho caso omiso a las múltiples peticiones que se han hecho para brindar una mejor seguridad a las mujeres, así como justicia para cada uno de los hechos registrados en el estado, que hasta la fecha siguen en la impunidad”.

De la misma manera, con este viacrusis, el cual recorrió el andador turístico Macedonio Alcalá, las mujeres repudiaron los feminicidios registrados durante los últimos años, además de poner de manifiesto que “las mujeres no desean seguir siendo víctimas de los grupos delincuenciales y del machismo”.

64 MUJERES FUERON ASESINADAS EN 2013

De enero al 22 de noviembre de este año suman 64 casos de mujeres asesinadas. De éstos, sólo la tercera parte son considerados feminicidios, de acuerdo con la legislación vigente en Oaxaca.

No obstante, hasta el momento no ha sido dictada ninguna sentencia por el delito de feminicidio.

Las armas de fuego son las más utilizadas para ultimar a las mujeres, así como las armas blancas.

En los casos que se registraron, las mujeres fueron apuñaladas o les causaron heridas con machetes y cuchillos. En menor proporción fueron muertas a golpes o por asfixia.

Datos del Instituto de la Mujer Oaxaqueña (IMO) revelan que los casos se concentran en la región Valles Centrales, seguido de la Cuenca del Papaloapan, la Mixteca y la Costa.

Sin embargo, su titular, Anabel López Sánchez, entrevistada el fin de semana, al término de clausura del Primer Encuentro Estatal contra la Discriminación de Niñas y Adolescentes, evitó precisar sobre el número de feminicidios en los tres años del gobierno de Gabino Cué.

Ello, justificó, debido que fue hasta octubre de 2012, cuando se publicó en el Periódico Oficial el decreto 1328 que contiene las modificaciones y reformas a diversos artículos del Código Penal que permite la existencia del feminicidio como un tipo penal autónomo.

Explicó que de 2009 al 2012, la Procuraduría General de Justicia del Estado ha iniciado 260 averiguaciones previas por igual número de homicidios dolosos de mujeres. Tan sólo en el 2012 se registraron 74 casos.

Recordó que con dichas reformas, ahora en Oaxaca se establece que “comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género”.

Entre algunos de los tipos se encuentran, que la víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo; que se le hayan infligido heridas, escoriaciones, contusiones, fracturas, dislocaciones, quemaduras, mutilaciones con implicaciones sexuales o que le genere sufrimiento.

También que existan antecedentes o indicios anteriores de amenazas, acoso o maltrato del sujeto activo en contra de la víctima; que el cadáver o restos de la víctima hayan sido enterrados, ocultados o expuestos en lugar público; que la víctima haya sido incomunicada o privada de su libertad, y por desprecio u odio a la víctima motivado por discriminación o misoginia.