Clausura Profepa dos bancos de materiales pétreos clandestinos

Por Oscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró dos bancos de extracción de materiales pétreos ubicados en el municipio de “El Espinal”, que se localiza en la región del Istmo de Tehuantepec, los cuales eran explotados clandestinamente.

El titular de la Delegación Federal de la Profepa, Nereo García, reportó que se ejecutó la clausura debido a que las obras no contaban con las autorizaciones en materia de cambio de uso de suelo de terrenos forestales y de impacto ambiental que expide la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Abundó que derivado de la visita de inspección realizada el 4 de septiembre de 2013, de la cual se generó el expediente administrativo número PFPA/26.3/2C.27.5/0059-13, se observaron obras y actividades que causan impactos ambientales negativos a vegetación natural de Selva Baja Caducifolia.

Por lo anterior, se ejecutó la clausura temporal total de una superficie de 30 mil 270 metros cuadrados, donde se observan obras y actividades de extracción de material pétreo en dos bancos de extracción, área de almacenamiento y apertura de brechas.

Con las acciones descritas, los inspeccionados incumplieron con el artículo 117 de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable; el artículo 28 fracción VII de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA).; y el artículo 5° párrafo primero, inciso O) del Reglamento de la LGEEPA.

Cabe destacar que las Selvas Bajas son comunidades vegetales dominadas por árboles pequeños que pierden sus hojas durante la época seca del año. Son propias de climas cálidos con lluvias escasas y tienen una diversidad única con gran cantidad de especies endémicas. Se ubican en zonas muy frágiles y en condiciones climáticas que favorecen la desertificación.