Rescatan a dos ballenas en playa de Puerto Escondido

Por Oscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- Dos ballenas jorobadas que se atoraron y quedaron atrapadas en la zona de trasmallos de las costas del Pacífico de Oaxaca, lograron ser rescatadas y liberadas por pescadores y personal de apoyo en el puerto.

El delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa), Nereo García, confirmó que fue un grupo de pescadores quienes alertaron de la presencia de los mamíferos en la zona de redes del litoral, cerca de la playa de Punta Colorada, que se ubica en el destino turístico de Puerto Escondido, activando una protocolo de rescate donde participaron personal de apoyo en playas, brigadas del Instituto Estatal de Protección Civil (IEPC) y Bomberos.

“Un grupo de lancheros nos avisaron que las ballenas estaban atoradas, por lo que se dispuso de un plan de rescate”.

Indicó que buzos de Protección Civil y Bomberos estatales, ayudaron a los pescadores que realizaron la labor de rescate de las ballenas jorobadas.

Mencionó que las maniobras de alto riesgo se prolongaron por horas, puesto que el más pequeño de los cetáceos tenía gran parte del trasmallo en todo el cuerpo.

Nereo García, confirmó que ambas ballenas, -madre y cría- lograron regresar a mar abierto tras ser despojadas de sus ataduras.

El funcionario comentó que anualmente los mamíferos marinos llegan hasta la costa de Oaxaca cuando las corrientes se hacen más frías, y lamentablemente en ocasiones terminan atrapadas en la zona de mallas anti-tiburones.

Hace un año apareció una ballena muerta en el litoral oaxaqueño, según el diagnóstico, porque el mamífero perdió su sentido de georeferenciación por algún vestigio de contaminación en el mar.

La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) ha reportado que la muerte de ballenas en las costas del Pacífico mexicano se asocia a posibles ataques de lancheros.

Sin embargo, en lo general estas especies marinas se encuentran perdiendo el control de su ruta de navegación debido a cambios de temperatura y malas condiciones de agua, por probables problemas de contaminación.

En los últimos 10 meses han sido ubicadas en playas oaxaqueñas al menos tres cadáveres de cetáceos, otros localizados en playas de Puerto Ángel y Salina Cruz.