* De 100 niños que comienzan la primaria, sólo 13 logran concluir una licenciatura

Por Oscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- Oaxaca presenta no sólo problemas de acceso a la educación, sino también un grave problema de deserción, revela el informe “Los derechos de la infancia y la adolescencia”, elaborado por el CIESAS y la UNICEF.

En un evento, los representantes del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) – Unidad Pacífico Sur y de la UNICEF-México, presentaron este documento que incluye temas como el embarazo adolescente, obesidad y desnutrición, entre otros.

Respecto del acceso a la educación, la investigación detalla que aún cuando Oaxaca presenta niveles de cobertura mayor a la media nacional en la educación preescolar y primaria, muestra cifras inferiores en la secundaria y la educación media superior.

Asimismo, señala, persiste una mayor inasistencia a la escuela en las localidades rurales por parte del grupo de adolescentes entre 15 a 17 años con un porcentaje que alcanza 41.9 por ciento, “más de 10 puntos porcentuales por encima de las localidades semiurbanas (32 por ciento) y casi 18 puntos superior a la de las urbanas (24.3 por ciento)”.

Lo anterior, subraya, “muestra que los adolescentes en áreas rurales tienen menores oportunidades de acceder a la educación media superior, por lo que las acciones que busquen incrementar la cobertura deberían prestar especial atención a las zonas rurales y semiurbanas”.

Añade que sumado a ello, están las elevadas cifras de deserción en la que de cada 100 niños que ingresan a la primaria, 93 llegan a la secundaria, 65 a la educación media superior, 23 al nivel superior y sólo 13 de los 100, logran concluir una licenciatura.

De acuerdo con las referencias de la investigación, la tasa de deserción total en el ciclo 2009 – 2010 fue de 13 por ciento, de la secundaria de seis por ciento y en educación media superior de 14.3 por ciento.

En cuanto a la eficiencia terminal durante el mismo ciclo, apunta que ésta fue de 89.8 por ciento en primaria, de 80.4 por ciento en secundaria y de 62.8 por ciento en la educación media superior.

“Estas cifras son inferiores a la media nacional en primaria y secundaria, no así en media superior, donde es prácticamente igual con 94.5 por ciento, 82.2 por ciento y 62 por ciento, respectivamente”, precisa.