* INEA y gobierno de Oaxaca entregan  3,715 constancias y certificados de estudios a oaxaqueñas y oaxaqueños que concluyeron sus estudios de educación primaria y secundaria.

* A través de una inversión estatal y federal por el orden de los 670 mdp, el Gobierno de Oaxaca imparte servicios de alfabetización, primaria y secundaria en beneficio de 132 mil jóvenes y personas adultas.

Oaxaca, Oax.- En un acto de gran trascendencia para la dignidad y el progreso de Oaxaca, y para hacer de la educación una herramienta de transformación social, el Gobernador Gabino Cué Monteagudo, acompañado del Director General del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), Alfredo Llorente Martínez, encabezaron la Entrega de Constancias de Alfabetización y Certificados de Nivel Primaria y Secundaria.

En este encuentro, donde se hizo entrega de 3,715 constancias y certificados de estudios a oaxaqueñas y oaxaqueños que concluyeron sus estudios de educación básica, el titular de INEA reconoció el gran compromiso que realiza el Gobierno de Gabino Cué para impulsar la alfabetización, toda vez que representa un ejemplo a nivel nacional, al ser una de las entidades que más ha invertido en el rubro educativo.

A través de una inversión estatal y federal por el orden de los 670 millones de pesos, el Gobierno de Oaxaca ha hecho posible impartir servicios de alfabetización, primaria y secundaria en beneficio de 132 mil jóvenes y personas adultas de las ocho regiones del estado, lo cual ha sido fundamental para reducir la inequidad educativa y disminuir el rezago en un 2.3 % respecto a 2010.

En tal sentido, Cué Monteagudo destacó que se han entregado a la fecha poco más de 71 mil certificados de educación primaria y secundaria, así como 15 mil constancias de alfabetización.

“De esta manera estamos dando un paso adelante para afrontar uno de los mayores retos que hoy tiene Oaxaca: elevar la calidad de la educación, ampliar la cobertura de la educación básica y media superior, así como disminuir a su mínima expresión el rezago educativo de la entidad”, agregó el Jefe del Poder Ejecutivo.

En su intervención, el Director del Instituto Estatal de Educación para Adultos (IEEA), José Manuel Bermúdez Hernández, agregó que “alfabetizar no sólo significa garantizar que todos los adultos aprendan a leer y escribir una palabra, sino enseñar a los adultos a decir su propia palabra, ese es el fundamento natural y profundo del derecho a la educación contenido en nuestras leyes básicas”.

En este sentido, detalló que el IEEA realizará en coordinación con el INEA la “Campaña Nacional de Alfabetización y Reducción del Rezago Educativo”, la cual tiene como meta para el año 2014 incrementar en un 300 por ciento las metas de atención en alfabetismo en la entidad, lo que sin duda significará un sustantivo avance en la atención de las personas de 15 años o más en el estado.

Asimismo, en materia de alfabetización en lenguas indígenas, se ha otorgado material educativo en 7 lenguas originarias y 22 variantes dialectales, con lo cual se honra el compromiso con la educación intercultural al hacer de la palabra escrita una noble herramienta para el progreso de los pueblos y comunidades.

APRENDÍ A LEER, ES UN ORGULLO PARA MÍ Y MI FAMILIA: JUANA ANTÚNEZ

Poco importó la distancia que Juana Antúnez Marín de 55 años, caminaba diariamente para asistir al módulo de educación para adultos que se ubica en la localidad de Tierra Caliente, a dos horas de su natal Cerro Pelón, agencia municipal de  San Pedro y San Pablo Ayutla, Mixe, donde un promotor educativo le enseñaba a leer.

Comenzó aprendiendo a leer en mixe: “es muy difícil leer mi lengua, hay palabras difíciles de escribir”, relata visiblemente nerviosa. Con mirada profunda, conmovida casi hasta las lágrimas,  pero orgullosa de su logro, narra que ahora podrá sentarse con sus nietos a leerles cuentos en su lengua materna y también en español.

Vistiendo el traje típico de su región, con huaraches de cuero y pies cansados por el andar diario, Juana Antúnez leyó en público un agradecimiento al Gobierno de Oaxaca y al programa de alfabetización para adultos, de quienes aprendió a leer y escribir, como dice ella “para salir de la ignorancia y ser mejores cada día”.