Por Guadalupe Espinoza Belén

Oaxaca, Oax.- El Arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca, José Luis Chávez Botello, llamó a las autoridades municipales que recientemente tomaron posesión de su cargo, así como a los diversos sectores sociales a que generen acciones positivas que contribuyan a la paz que tanta falta le hace a Oaxaca.

Asimismo, exhortó a terminar con el egoísmo, el mal, la soberbia, la ambición y la violencia, “sí lo hacemos, tendremos un año mejor en nuestras familias y la sociedad”, dijo.

Asimismo, abundó que la sociedad requiere de una restauración profunda, la cual se logrará a través de la generación de valores fincados en la verdad y en el bien, garantizando así la justicia, el respeto a la vida y a la defensa de la dignidad humana.

En otro tema, manifestó no estar de acuerdo con la aprobación de la marihuana en Colorado, Estados Unidos, ya que esto solo “proliferara los bares y cantinas, así como venta de este producto”.

Tras la aprobación de la marihuana con fines recreativos, dijo que hay que ver los resultados de esto, ya que sin duda “los comerciantes argumentarán que esto es beneficioso, cuando todos saben lo que provoca dicha hierba”.

En ese sentido, el jerarca de la iglesia mencionó que es importante preguntarle a un médico sobre los daño que provoca la marihuana.

El estado de Colorado, desde el 1 de enero del 2014 comercializa legalmente la marihuana, no solo para propósitos médicos, como es aceptable en por lo menos 20 estados de la Unión Americana, sino también entre cualquier persona adulta mayor de 21 años.

De esta manera se convierte en la primera jurisdicción del mundo en poner en marcha un sistema legalizado de compra, venta y consumo de la hierba alucinógena.

Asimismo, Chávez Botello, hizo un llamado a fortalecer los valores desde el inicio del año para tener una mejor sociedad con una mejor convivencia.

El arzobispo, indicó que se debe impulsar el respeto, “dar todo por la familia, lo cual debe trasladarse a la sociedad, para que se cambien las condiciones y se tengan a nuevos ciudadanos”.

Citó que en las escuelas también se deben tener cambios sustanciales para que los alumnos crezcan con nuevos ideales, con respeto a sus mayores, a la naturaleza, a la sociedad misma.

“Sólo de esta forma se podrá cambiar al estado, erradicar la corrupción, pero se deben aplicar las leyes y todos los sectores deberán participar para que se pueda mejorar”, señaló.

Lamentó que los oaxaqueños hayan descuidado los valores fomentados en la familia, como el respeto o incluso jugarse la vida para que se tenga paz en el hogar.

“Las escuelas en el país necesitan la experiencia de las familias para fortalecerse y para tener un nuevo impulso”, finalizó.