Exigió el PRI políticas públicas para combatir discriminación de la mujer

* En el Día Cívico de la Mujer Mexicana, la diputada Yolanda López exhortó al Ejecutivo impulsar programas con perspectiva de género

Para lograr una cultura de reconocimiento y respeto pleno a los derechos de la mujer, a la libertad, oportunidades e igualdad entre hombres y mujeres, es necesario que el Ejecutivo estatal impulse, de manera urgente y permanente, políticas públicas eficaces, reales y transversales que combatan con efectividad la discriminación de la mujer.

Así los exigió la diputada de la fracción parlamentaria del PRI en la LXII Legislatura estatal, Yolanda López Velasco, en el marco del Día Cívico de la Mujer Mexicana y del Día de las Mujeres de las Américas que se conmemoran los días 15 y 16 de febrero.

En entrevista sobre el tema, la legisladora oaxaqueña señaló que es preciso aumentar el porcentaje de mujeres en la toma de decisiones con aptitudes y liderazgos para movilizar recursos a favor del género, de ahí la necesidad de que el Ejecutivo y los órganos de administración pública local implementen líneas de acción y medidas de difusión y capacitación.

De igual forma, hizo un llamado a jueces, magistrados y consejeros del  Poder Judicial para que al impartir justicia, interpretar la ley y dictar sus resoluciones, como normas individualizadas privilegien la aplicación de los criterios constitucionales y convencionales de igualdad de derechos y libertades hacia las mujeres.

“También se exhorta a las autoridades municipales para que respeten los derechos humanos y derechos ciudadanos de las mujeres, a fin de evitar la desigualdad y la discriminación por razón de género”.

Aseguró que desde la LXII Legislatura, los diputados de la fracción priista, como integrantes de un poder, impulsarán las reformas necesarias a favor de esta igualdad de género, fortaleciendo las capacidades de las mujeres y sus oportunidades para su bienestar y desarrollo.

Lamentó que en la actualidad, a pesar de contar con ordenamientos constitucionales y legales, seguimos viviendo situaciones de discriminación y desigualdad por razón de género, en una flagrante violación a los derechos humanos de las mujeres, en el ámbito de salud, procuración de justicia y seguridad pública, inobservancia de los derechos políticos electorales, principalmente en elecciones municipales que inhiben a la mujer a participar políticamente como representantes de elección popular.

Por ello, “es primordial que las autoridades de los tres órdenes de gobierno, de forma integral e interinstitucional, se comprometan con el género femenino, a fin de que cada uno desde su ámbito, colaboren disminuyendo esta brecha de desigualdad y discrimación hacia la mujer”.