Investigar el robo de mango en el Istmo, demandan diputados del PRI

Los diputados Toledo Infanzón y Fuentes Matus solicitaron un exhorto para que se instruya al Procurador General de Justicia del Estado y al Secretario de Seguridad Pública a agilizar las indagatorias de este delito que afecta a la región.

Los legisladores priistas Adolfo Toledo Infanzón y María Luisa Fuentes Matus, se pronunciaron porque el Congreso local exhorte al titular del Poder Ejecutivo estatal para que instruya al Procurador General de Justicia del Estado, Héctor Joaquín Carrillo Ruiz, y al Secretario de Seguridad Pública, Alberto Esteva Salinas, a agilizar las investigaciones relativas al robo de mango en el Istmo de Tehuantepec.

Para ello, en la sesión ordinaria de la LXII Legislatura del Estado, efectuada el 20 del presente mes, presentaron al pleno, un punto de acuerdo, para que  por medio de ese exhorto –de ser aprobado-,  se intensifiquen los operativos de las corporaciones policiales para prevenir el hurto de ese fruto, porque  está causando  un daño económico considerable a los productores istmeños.

En su exposición de motivos, los diputados priistas señalan que el mango, es el cuarto fruto más importante que México produce, después de la naranja, el plátano y el limón, con una superficie de siembra nacional cercana a las 180 mil hectáreas, que generan anualmente  alrededor de un millón 600 mil toneladas, con un valor que supera los 4 mil millones de pesos.

“En Oaxaca, existe una superficie de 10 mil 170 toneladas sembradas de mercado nacional y 8 mil más el de exportación y, junto con Chiapas y Michoacán, nuestra entidad es una de las tres con mayor producción de mango”, indican.

Mencionaron que a pesar del éxito de la industria manguera en la entidad, en fechas recientes los productores del Istmo de Tehuantepec, especialmente de la zona oriente, han denunciado el robo incontrolable del fruto, que llega a constituir un 20 por ciento de la producción.

En ese contexto, los legisladores Toledo Infanzón y  Matus Fuentes, indicaron que aproximadamente a cada productor le hurtan cerca de 200 cajas por hectárea, y si se considera que cada una tiene un costo de 350 pesos, las pérdidas ascienden a 70 mil pesos por hectárea.

“Resulta inútil entonces, el esfuerzo por incrementar la eficiencia y la  producción, si las ganancias  y las ventas no propician desarrollo, crecimiento y generación de riqueza en la entidad y, por el contrario reflejan estancamiento económico y comercial en la región del Istmo de Tehuantepec”, subrayan.

En este sentido, los diputados integrantes de la fracción parlamentaria del PRI en la LXII Legislatura del Estado, consideraron que es urgente atender ese problema, porque a pesar de las denuncias realizadas, la garantía de seguridad y procuración de justicia para los productores de mango sigue siendo una aspiración sin cumplir.

Por ello, consideran que es impostergable que la Secretaría de Seguridad Pública implemente operativos y acciones de prevención, en coordinación con los municipios afectados, además que dar seguimiento a las denuncias y castigar a los responsables es una tarea que la Procuraduría General de Justicia del Estado debe resolver.

Por su parte, el diputado del PAN Gerardo García Henestrosa, se sumó a este punto de acuerdo que fue turnado para su análisis a la Comisión Permanente de Protección Ciudadana, que preside el diputado priista Carlos Alberto Ramos Aragón.