*    Autopista Oaxaca – Costa concluirá en el primer trimestre de 2015; se invierten 5 mil 250 millones de pesos.

*    Autopista Oaxaca – Istmo registra 60 por ciento de avance; se edifican 54 puentes, 11 viaductos, cinco entronques y tres túneles.

Oaxaca, Oax.- En 2015, Oaxaca entrará a una nueva era de la modernidad y dinamismo económico como resultado de la operación de dos importantes proyectos carreteros de gran trascendencia en la historia constructiva de la entidad.

Se trata de las autopistas Oaxaca – Costa y Oaxaca – Istmo, que unirán de manera ágil y moderna a estas importantes regiones con los Valles Centrales, a través de dos vías de comunicación a la altura de las mejores del mundo, abriendo un nicho de oportunidades para la entidad, al detonarse corredores industriales, turísticos, pesqueros y agrícolas, que en mucho contribuirán a la integración comercial y turística de la Ciudad de México con la región Sur – Sureste del país.

De acuerdo con el proyecto técnico constructivo, los avances registrados a la fecha indican que la autopista a la Costa, en su tramo Barranca Larga – Ventanilla, estará concluida en el primer trimestre de 2015, aplicándose una inversión de 5 mil 250 millones de pesos.

Esta vía incluye nueve subtramos y la construcción de diez puentes, 14 pasos inferiores vehiculares, 16 pasos superiores y dos puentes inferiores de paso de ganado.

La magna construcción de 104.2 kilómetros, inicia en el kilómetro 69 de la carretera federal 175, Oaxaca – Puerto Ángel y concluye en el kilómetro 152 de la carretera federal 200, Pinotepa Nacional – Salina Cruz, teniendo como destino Puerto Escondido, con lo cual se reducirá el tiempo de traslado de seis horas a dos horas.

Al respecto, el gobernador Gabino Cué destacó la importancia que representan este conjunto de ejes carreteros para el desarrollo de la entidad, toda vez que conectarán de manera más rápida y segura a los Valles Centrales con la Costa y el Istmo de Tehuantepec, al tiempo de impulsar la actividad industrial y turística del Sureste.

“Estas autopistas representan una gran obra de ingeniera mexicana, al considerar la agreste topografía del estado, lo que sin duda redundará en grandes beneficios no sólo para la entidad, sino para una mejor conectividad entre México y los principales mercados del país, además de promover el intercambio comercial a escala continental, así como interoceánico enlazando los mercados de la Unión Europa y sureste Asiático”, sostuvo.

Cué Monteagudo dejó en claro la disposición y voluntad de su gobierno por continuar trabajando de manera conjunta para la conclusión de estas vías de comunicación, que habían sido postergadas por casi una década.

Reiteró que Oaxaca requiere de una infraestructura carretera competitiva, eficiente y generadora de empleos, que la conviertan en una de las entidades más importantes de la región Sur – Sureste del país, por lo que su administración seguirá contribuyendo para concluir las referidas obras.

En este sentido, el secretario de las Infraestructuras, Netzahualcóyotl Salvatierra López, informó que el proceso constructivo de esta vía genera una derrama económica importante toda vez que la mano de obra en su mayoría es local.

Salvatierra López  dio a conocer los avances de la Autopista Oaxaca- Istmo que agilizará el traslado de personas y mercancías desde la capital oaxaqueña reduciendo los tiempos de recorridos actuales de 4.5 horas a sólo 2 horas.

“De acuerdo con lo programado, el avance global de la obra es de 60 por ciento e incluirá 54 puentes, 11 viaductos, cinco entronques y tres túneles, para lo cual ha sido imprescindible el esfuerzo conjunto de la Federación y el gobierno del estado”, finalizó.