Conflicto de límites entre San Pedro El Alto y Teojomulco en vías de conciliación

* Ambas demarcaciones externaron su voluntad de continuar con un proceso de mediación que coadyuve a la solución pacífica.
La Secretaría General de Gobierno (SEGEGO) a través de la Subsecretaría de Operación Regional, estableció una mesa de trabajo con autoridades municipales y agrarias de San Pedro El Alto y Santo Domingo Teojomulco, quienes sostienen un añejo conflicto de límites por la disputa del paraje denominado Llano Manteca.

En esta primera mesa de conciliación, las autoridades de ambas demarcaciones externaron su voluntad de continuar con un proceso de mediación que coadyuve a la solución pacífica del conflicto.

Al respecto, el presidente municipal de Santo Domingo Teojomulco, Gonzalo Alejandro Rojas Castellanos, dijo: “por nuestras mujeres, por nuestros niños y por nosotros mismos debemos transitar los caminos del diálogo y apostar por la estabilidad social; nada debe vulnerar nuestra hermandad como pueblos”.

El presidente del comisariado de bienes comunales de San Pedro El Alto, Pedro Donaciano Cortés, reafirmó la voluntad de su pueblo por buscar rutas que permitan la distensión del conflicto y apuesten por  la unidad.

En este contexto, el director de la Coordinación General Regional Zona Sur, Donald Castañeda, expuso que es a través de la suma de voluntades y la concreción de acuerdos es como se lograrán derribar las desigualdades, inercias y enconos que los dividen, sustentando así las bases de la gobernabilidad y el compromiso social.

Añadió que en apego a la legalidad, articulando una política de Estado, se buscará a través de la Junta de Conciliación Agraria y la Procuraduría Agraria, alternativas de solución que permitan delimitar la línea de colindancia y atender desde raíz este conflicto.

“Las circunstancias están dadas para que estos dos municipios se conduzcan hacia la ruta de la paz, la inclusión y la prosperidad. Ésta es una oportunidad que no debemos dejar pasar. Debemos avanzar unidos para cerrar las brechas de desigualdad y atender las múltiples carencias, que desafortunadamente, aún persisten en la región”, dijo Donald Castañeda.

Las autoridades de ambas demarcaciones acordaron mantener el diálogo, el respeto y evitar cualquier acción que vulnere la paz en sus comunidades.