Libres los nueve jóvenes que presuntamente quemaron la Bandera Nacional

Agencia Quadratín

Oaxaca, Oax.- Las nueve personas detenidas el pasado jueves y consignadas ante la PGR presuntamente por quemar la Bandera Nacional en la Alameda de León de la ciudad de Oaxaca, obtuvieron su libertad durante fin de semana.

El 1 de mayo, un grupo de jóvenes encapuchados quemó la Bandera de México. Los responsables marcharon junto con la Sección 22 del SNTE por el Día Internacional del Trabajo.

Después de quemar el lábaro patrio, colocaron en el asta una bandera negra, la cual fue retirada después por elementos de la Policía Estatal.

Por este hecho, la policía detuvo a nueve jóvenes en inmediaciones del centro de la ciudad, cinco de ellos salieron del penal de Ixcotel la noche del domingo después de pagar una fianza de 25 mil pesos, para seguir su proceso fuera del reclusorio.

Mientras que los otros cuatro, según fuentes judiciales, eran menores de edad, quienes también fueron puestos en libertad desde el sábado por no existir elementos en su contra.

Los liberados son Víctor Ernesto Velasco Matadamas, Josefina Vásquez Gallardo, Alexis Pérez López, Enil Johan Pérez González, Iván Chávez Juárez, David Jiménez Hernández, Diego Trujillo Martínez, César Guillermo Velasco Cadena y Heriberto Lucas Eugenio.

Sin embargo, de acuerdo con testimonios, en unos dos casos la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca aprehendió fuera de la zona de los hechos y consignó a jóvenes que presuntamente no pertenecían al grupo de anarquistas.

Un frente estudiantil del Instituto Tecnológico de Oaxaca inició desde el mismo jueves una movilización vía redes sociales para defender a César Guillermo Velasco Cadena, estudiante de la Ingeniería en Gestión Empresarial, con calificaciones altas.

De acuerdo con lo que narraron, el joven había acudido junto con su novia a comprar un equipo de cómputo al centro de la ciudad, sin embargo, tres horas después de los hechos fue detenido sobre la calle de Miguel Cabrera, únicamente por parecerle sospechoso a la Policía Estatal.

Un caso similar fue el de Diego Trujillo Martínez quien presuntamente también, sin ninguna evidencia en su contra y únicamente por vestir de negro y usar el cabello largo, fue detenido por la Policía Estatal, en la esquina de Guadalupe Victoria y Trujano, unas dos horas después de la quema de la Enseña.