Registra restauración de murales de Palacio de Gobierno avance de 80%

Tlaxcala, Tlax.- Un avance del 80 por ciento registra la restauración de los murales de Palacio de Gobierno, cuyo trabajo está a cargo de especialistas del Instituto Nacional de Bellas Artes (Inba), con la finalidad de conservar las obras de los artistas Desiderio Hernández Xochitiotzin y Rodolfo Ayala.

Willebaldo Herrera Téllez, director de Instituto Tlaxcalteca de la Cultura (ITC), explicó que los trabajos que se ejecutan en el cubo de las escaleras, la planta baja y alta de la sede del Gobierno del Estado, permiten la conservación del patrimonio de los tlaxcaltecas y fortalece los atractivos turísticos de la entidad.

Detalló que desde febrero pasado, seis expertos del Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble del Inba realizan los trabajos de reparación en los murales.

“Resultado de las gestiones del Mandatario Mariano González Zarur ante el Gobierno Federal, la inversión para estas acciones es de 2.5 millones de pesos, que permitirán salvaguardar el legado cultural de todos los tlaxcaltecas”, aseveró Herrera Téllez.

Por su parte, Jorge Herrera Zedillo, responsable de los trabajos de restauración, explicó que las acciones están centradas en rescatar la obra de la planta baja de los murales llamados “Crisolas”, que presentaban afectaciones por la humedad.

Asimismo, indicó que en los murales “La Historia de Tlaxcala” y “Siglo de Oro Tlaxcalteca” de Hernández Xochitiotzin, se trabaja a detalle para desprender la tela de su soporte y trasportarlo a otro nuevo para integrarlo de nueva cuenta

Además, se rehabilitan los murales de Rodolfo Ayala, con la eliminación total de la humedad que presentaban y con el rescate de gran parte de su obra de la manera tradicional.

Estas labores se realizan bajo los estatutos de régimen de conservación y restauración internacional.

Fue en el año 2004 cuando se ejecutó la última restauración de los murales, que incluyó la limpieza química mecánica, consolidación de estratos y la reintegración cromática.

En total son poco más de 500 metros cuadrados de los murales que reciben este tratamiento, con lo que se garantiza su rescate al 100 por ciento.