Los Misterios Gozosos, nuevo disco de Susana Harp, hechizan atrio de Santo Domingo

* En el marco de la Guelaguetza 2014, la cantante presentó su nuevo material discográfico y firmó autógrafos complaciendo al público asistente.

La Noche del sábado 19, en el marco de las fiestas de la Guelaguetza 2014, el atrio del Templo de Santo Domingo de Guzmán lució abarrotado por un público ansioso en ser cómplice de los “Misterios Gozosos”, título del más reciente fonograma de Susana Harp, en una noche en la que hasta la luna pareció celosa de su voz, pues se ocultó para dejar un cielo despejado como único escenario de una prometedora velada romántica.

Pasaban 30 de las 20 horas, entonces la voz de Rodrigo Vargas- maestro de ceremonias-  indicó la tercera llamada. Se escucharon las primeras notas musicales a través de la Banda Sinfónica del Estado, y aparecieron en el escenario el convite de las Chinas Oaxaqueñas, dando la bienvenida a tan magno concierto. Los asistentes mostraron su entusiasmo al escuchar el Jarabe del Valle, donde la fiesta y el sonido se fusionaron en este encuentro musical.

Pasaron diez minutos de preámbulo y en el escenario apareció Susana Harp, luciendo su estilizada figura, ataviada con un vestido en color azul turquesa, adornado con una franja de bordados istmeños iniciando su concierto con una chilena de la Costa Chica, “el Amuleto”.

Con su voz cálida, Susana dio la bienvenida a su público, “es un gusto ser sus anfitriones. Bienvenidos a las fiestas de la Guelaguetza”, afirmó, al tiempo de interpretar la melodía “Juana”.

“Vamos a empezar a contarles parte de la historia de Misterios Gozosos, historia que venimos a compartir con ustedes”, continúo sonriente la cantante.

“El Danzón y el Bolero nos llegaron de Cuba, los hicimos nuestros”, afirmó Susana,  anunciando el danzón más escuchado de México, “Nereidas”,  de Amador Pérez (Dimas) a cargo de la Banda Sinfónica del Estado, dirigidos por el maestro Eliseo Martínez, en tanto dos parejas mostraron  sus mejores pasos para deleite del público, el cual les aplaudió.

Susana Harp continuó con una magistral interpretación de “Naela”, bolero de Chuy Rasgado  del Istmo de Tehuantepec, pieza que arrancó las palmas de un público embrujado con su voz, los arreglos y la atmosfera que el concierto desbordó.

La Llorona del zapoteco al árabe

Posteriormente, deleitó a los asistentes con el son de “La Llorona”, la cual ha tenido la oportunidad de interpretarla seis veces y en ninguna ha repetido los versos,  con dicho tema hizo un recorrido musical interpretándolo en árabe, así como en castellano terminando con el dulcísimo zapoteco, mientras se escucha su melodiosa voz – integrantes de la delegación del Espinal se presentaron en el escenario- mostraron a los ojos de los turistas la elegancia de su baile.

Estos temas se encuentran en el disco “Misterios Gozosos” de Susana Harp,  el cual dio nombre a este concierto. La primera parte culminó, y se da la primera sorpresa de la noche, en los muros del Templo de Santo Domingo, aparecen proyectadas imágenes de diferentes intérpretes del famoso tema “Cielito Lindo”  entre los que destacan Carlos Gardel, y Pedro Infante.

Para las 21 horas con 35 minutos de la noche, se escuchó una de las estrofas más cantadas tanto en México como el mundo, “de la Sierra Morena, Cielito Lindo vienen bajando, un par de ojitos negros, Cielito Lindo, de contrabando”, reaparece en el escenario Susana Harp interpretando  este clásico de la música vernácula  en tres diferentes versiones, son cantos de ida y vuelta añade Susana Harp.

Luciendo romántica y coqueta en el escenario con una falda floreada, blusa negra y un rebozo rojo, como adorno en su cabello una flor blanca, interpreta “Luz de luna”, esta vez acompañada de su grupo musical.

De Consuelo Velásquez, regaló a los enamorados el tema “Bésame Mucho”, el más grabado en la historia de la música, logrando arrancar suspiros a los presentes, quienes disfrutaron de su voz cálida y sensual.

Un tema que nunca falta en las bodas tanto de pobres como de ricos es “Amor de mis amores”, afirmó Susana, tema que al interpretar es acompañada por el público que canta y aplaude entusiasmado al ritmo de la música.

Continuando con los Misterios Gozosos, deleitó a su entregado público con el son “La Bruja”, de José Luis López Santiago; mientras que de la década de los 80’s llegó un son cubano -dijo Susana-,  para enseguida interpretar  “Bilongo”  conocido como “La negra Tomasa”, de la autoría de Guillermo Rodríguez.

Susana presentó lo que a decir de ella es una travesura,  “Huapango” de José Pablo Moncayo,  presentando siete sones jarochos,  y en la voz del versador José Samuel Aguilera, se escucharon historias que recogió de Moncayo.

La Bamba, es un son tradicional jarocho, esta pieza es nuestra dice Susana,  y los muros del Templo de Santo Domingo vuelven a proyectar imágenes -esta vez con la versión del grupo los “Lobos”- para enseguida escuchar la voz alegre de Susana con este tema.

Cerrando la presentación de su nuevo disco,  Susana Harp  interpretó la chilena más conocida de su tierra “Pinotepa Nacional” de Álvaro Carrillo, acompañada de la delegación de Pinotepa, quienes con su cadencia  provocan los gritos de alegría del público, mientras Susana lanza “paliacates” en señal de Guelaguetza.

“Muchas gracias, yo soy Susana Harp, esta es mi tierra, esta es Oaxaca, los recibe a todos con mucho cariño, quédense unos días más, es un placer que estén en nuestras  fiestas dela Guelaguetza”, expresó con júbilo la intérprete como despedida de un concierto lleno de sorpresas y gozo.

El público eufórico no la dejaba ir, pide otra en medio de gritos y aplausos, ante lo cual Susana regresa para complacer a su público con el tema “El Feo”  regalando un tema más “Mi Ciudad” de Guadalupe Trigo.

Han pasado dos horas se escuchaba entonces la voz del maestro de ceremonias quien da las gracias a los organizadores y asistentes, en tanto comienza la venta de discos de la intérprete,  así Susana inició la firma de autógrafos y posó para su público, otros se retiran con un dejo de nostalgia. Fue así como terminó un concierto lleno de sorpresas y magia, a espaldas del majestuoso Templo de Santo Domingo mudo testigo de estos “Misterios Gozosos”, de estos cantos de ida y vuelta.

Susana Harp deleitó con su voz a visitantes y locales en un concierto con el cual recorrió la música tradicional de México y Oaxaca.
Susana Harp deleitó con su voz a visitantes y locales en un concierto con el cual recorrió la música tradicional de México y Oaxaca.