Por Oscar Rodríguez Oaxaca, Oax.- Profesores de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores (CNTE) y estudiantes normalistas protestaron en la sede de la Cámara de Diputados local para presionar a los legisladores a que aceleren la aprobación de su propuesta de Ley Estatal de Educación. Los docentes buscan que las Comisiones Unidas de Presupuesto, Educación y Asuntos Constitucionales realicen 18 correcciones a la propuesta de ley educativa que presentó el gobernador Gabino Cué, y la sometan a consideración del Pleno para que sea aprobada. Los maestros buscan valer como eje de la política educativa estatal su denominado Plan para la Trasformación de la Educación en Oaxaca (PTEO), que permite la realización de evaluaciones regionalizadas. Los inconformes se concentraron en el entronque de la carretera Zaachila –San Raymundo Jalpan, de donde  avanzaron a paso lento hasta llegar en marcha a la sede de la Legislatura local,  donde realizaron un mitin. El edificio legislativo fue resguardo por su personal de seguridad interna. El Oficial Mayor en el Poder Legislativo, Juan Enrique Lira dio a conocer que una comisión plural de diputados buscaría dialogar con los maestros para encauzar sus inquietudes. En tanto, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Legislatura local, Alejandro Avilés Álvarez, afirmó que se está en tiempo para elaborar y aprobar el dictamen de una buena Ley Estatal de Educación, para armonizarla a la legislación federal y sin contravenir a la Constitución. El también coordinador del grupo parlamentario del PRI recalcó: “tenemos todo el mes de septiembre para trabajar por una legislación que mejor convenga a Oaxaca, que logre una educación de calidad para el bien de las niñas, los niños y los jóvenes estudiantes. “Será una ley acorde a la federal, claro, tomando en cuenta la multiculturalidad de las ocho regiones de nuestro estado, priorizando las zonas indígenas y de muy alta marginación”. Luego de reprobar la actitud de los maestros de la CNTE, el líder cameral reafirmó que los legisladores priistas jamás permitirán que se atente contra los principios básicos de la educación.