Reconstruir el Movimiento Magisterial, un nuevo desafío: Azael Santiago Chepi

La cultura no es atributo exclusivo de la burguesía. Los llamados “ignorantes” son

hombres y mujeres cultos a los que se les ha negado el derecho de expresarse

y por ello son sometidos a vivir en una “cultura del silencio”

PAULO FREIRE

Contrario a los pronósticos vaticinados por distintos actores, el ciclo escolar comenzó en tiempo y forma, los profesores se encuentran en las aulas cumpliendo con el compromiso que tenemos con l@s estudiantes y con la sociedad, a pesar de una serie de intentos para provocar al movimiento magisterial y generar escenarios por nadie deseados de ingobernabilidad. Los maestros estamos atentos esperando los próximos acontecimientos que sin duda nos interesan.

El debate esperado, es el que deben tener l@s Diputad@s Locales en torno a la Iniciativa de Ley Estatal de Educación, es urgente porque el escenario se ensombrece, se complica cuando observamos que surgen diversas opiniones en torno al debate donde se aprobara la ley, sobre todo cuando esas opiniones son de personas que solo tienen intereses empresariales o económicos y desconocen totalmente la realidad de nuestras comunidades, ni siquiera saben que existen rancherías y núcleos rurales que carecen de lo elemental, la participación debe ser bienvenida en un proceso democrático cuando su esencia tenga como finalidad el debate real para transformar la educación y no solo abonen a la confrontación o descalificación de aquellos con quienes no tienen coincidencias.

Por ello, es necesaria la discusión, es momento que l@s diputad@s sean innovadores y legislen en beneficio de los ciudadanos, eso es lo mínimamente exigible a los representantes populares, la LEE aún no está aprobada, la iniciativa del Ejecutivo asume la propuesta construida con el gremio magisterial en cuanto al tema educativo siendo una propuesta de avanzada e innovadora en cuanto tomar en cuenta la diversidad pluricultural de nuestro Estado, así como establecer conceptos y elementos de una nueva forma de enseñar, sin embargo, el Ejecutivo realizo adecuaciones a dicha iniciativa a través de las cuales expresamente cumple con su obligación Constitucional y las leyes Federales, adecuaciones expresas como: “en el ámbito de sus atribuciones”, “sin perjuicio de lo que establezcan otras disposiciones” permite la aplicación sin ninguna restricción de la Ley General de Educación, Ley del Servicio Profesional docente, la Ley del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, por no existir propuesta en la iniciativa que pudiera contravenir tal adecuación a pesar de ser estas leyes violatorias de la propia constitución.

Innovar, proyectar y proteger a los trabajadores es algo que falta en la Iniciativa de Ley Estatal de Educación, una propuesta de avanzada con normas que ponderen los derechos labores, que permitan el establecimiento de los parámetros internacionales en materia del trabajo como el derecho humano que también es, retomando el mismo ejercicio realizado en el tema educativo, hoy es tarea de los legisladores. No hacerlo, ignorando los tratados internacionales de la materia y el artículo 123 Constitucional será muestra del desconocimiento de sus contenidos.

Mientras tanto al movimiento magisterial, le corresponde reinventarse, iniciar un proceso de autocrítica y reconstrucción interna que permita el resurgimiento del sindicalismo retomando su esencia, es decir, la defensa colectiva de los derechos de los trabajadores que hoy se ha omitido,  repitiendo esquemas que criticamos, hoy tenemos una oportunidad para analizar si tenemos una perspectiva equivocada de la lucha gremial y social, aceptar una serie de errores y malas decisiones que el movimiento ha tomado, asumir entonces para reorientar, reconstruir el histórico movimiento magisterial que padece una crisis, pero de la cual es posible resurgir, hay que buscar construir alternativas con los otros, los 34 años de experiencia de lucha, nos servirán para discernir adecuadamente en pro del movimiento para fortalecerlo. Repensemos nuestras estrategias y formas de actuar. Analicemos que la manera en que se organiza la economía en el mundo sigue cambiando, por ello tenemos que encontrar la manera de seguir siendo un referente de lucha en constante cambio y construcción, que haga frente a esas y otras nuevas circunstancias, la educación no tiene que ser vista como una mercancía sino como un derecho humano que todos debemos gozar.

Rediseñar el movimiento magisterial es tarea inmediata, retomemos nuestra esencia como gremio, revisemos la vigencia y el sentido de los principios que nos han regido, busquemos dentro de lo creativo la propuesta que combata verdaderamente la reforma educativa, preparemos una forma de lucha que nos permita reorganizarnos, impedir la operación parcial de la reforma es posible si fijamos objetivos y rutas a corto, mediano y largo plazo, en distintos ámbitos, y con tareas puntuales por cada una de las partes, quizá ya no sean necesarias algunas estructuras o necesitamos cambiarlas por otras que sean funcionales y estratégicas, repensemos y pongámonos en movimiento por la defensa de nuestros propios derechos.

Por ahora en el terreno de lo político y jurídico hacer frente con las propias armas del sistema será solo una ruta:

  1. Tenemos que defendernos si la LEE, nos afecta, habrá que preparar la acción de inconstitucionalidad o la controversia constitucional, y exigir o pedir a quienes pueden interponerlas para que lo hagan.
  2. En cuanto las afectaciones sean directas y los afectados tengan nombre y apellido, entonces será el momento de explorar una ruta jurídica con argumentos sólidos para probar las afectaciones (Ej. los normalistas a quienes se les niega su derecho a tener un trabajo licito, el cual también es un derecho humano que el Estado está obligado a garantizar.  O bien aquellos trabajadores que en la existencia de una relación laboral por más de seis meses hoy se encuentran en la incertidumbre su derecho al trabajo.)
  3. Una nueva reforma al artículo tercero constitucional por ejemplo que retome los elementos surgidos para la Iniciativa de Ley Estatal de Educación que den forma al nuevo modelo educativo para el País, que es un debate que está en puerta.
  4. Busquemos a través de procedimientos diversos (administrativos, quejas, juicios, etc.) frenar partes de la reforma que afecte derechos laborales. Reconstruir el IEEPO y su estructura es tarea pendiente, que ya debería estar trabajando la parte sindical y la autoridad educativa.
  5. Adelantarnos a los acontecimientos ha sido característica de nuestro movimiento magisterial, porqué no pensar en cómo hacerle frente a la maquinaria puesta en marcha para imponer un modelo económico que la mayoría en este país no queremos.

Es decir, seamos oportunos para reconocer el momento y donde se debe generar la resistencia, tengamos claridad que serán metas a corto, mediano y largo plazo, los objetivos que necesitamos enarbolar tienen que ser claros porque solo así lograremos identificar a quien o quienes debemos exigir cada uno de ellos, encausando las acciones.

Llegado Enero se pondrá en operación el Sistema del Fondo de Nomina Educativa generado por la Ley de Coordinación Fiscal, en donde debemos estar conscientes tendremos afectaciones como trabajadores de la Educación, aún no sabemos quiénes son parte del sistema federalizado y quienes deben realizar trámites para alcanzar esa condición, tampoco hemos dimensionado la restructuración del IEEPO y que pasará con todo lo ganado por el movimiento magisterial.

Un llamado entonces a asumir con responsabilidad lo que nos corresponde, no permitamos que intereses ajenos al gran movimiento magisterial Oaxaqueño nos convierta en cómplices por acción o por omisión de quienes nos quieren destruir.