* Docentes de la Sección 59 del SNTE, acompañados de padres de familia quemaron llantas frente a Ciudad Administrativa como protesta para urgir la entrega de más de 40 mil certificados, además de cerrar carreteras en el Istmo y la Cueca.

Por Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- Un grupo de padres de familia junto con profesores de la Sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Educación (SNTE) realizaron un bloqueo a los accesos del principal complejo administrativo del gobierno de Oaxaca -donde se encuentran albergadas más de 20 dependencias estatales-, para exigir al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) la entrega de más de 40 mil certificados para igual número de alumnos del nivel básico que no han recibido los papeles que validen sus estudios escolares.

Los inconformes también colocaron cordones humanos para bloquear la carretera Panamericana al Istmo de Tehuantepec y quemaron dos llantas con gasolina en inmediaciones de Ciudad Administrativa.

El secretario de Organización de la gremial, Humberto Alcalá Betanzos, reprochó la actitud de las autoridades estatales que se niegan a entregar los documentos a los menores porque sus clases fueron impartidas por “docentes no calificados”.

Se establece que los maestros que impartieron las clases a los alumnos, estaban ‘autoubicados’, fuera de su área laboral usurpando una plaza de maestro que no le correspondía.

Por ello, las instituciones estatales se niegan a validar los estudios de los alumnos afectados, exigiendo que sean reubicados en escuelas oficiales con docentes certificados.

Sin embargo, Alcalá Betanzos reprochó la determinación y dijo que será mediante “la presión” como lograrán su reconocimiento, y en consecuencia se validarán los estudios de sus alumnos.

«Vemos con preocupación que los días pasan y no se entrega la documentación oficial. Tenemos gran presión en los alumnos que culminaron la secundaria. A estas alturas algunos alumnos ya están causando baja por la falta de sus papeles», consideró.

Alcalá precisó que a la movilización se suma a la que otros grupos de padres de familia realizan en la región del Istmo de Tehuantepec, la toma del Palacio Municipal de Santa María Huatulco y el bloqueo en el puente «El caracol», en Tuxtepec, también para exigir la validación de los estudios de los alumnos que acuden a escuelas bajo control de la SNTE.

En tanto, el vocero de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Mohamed Otaquí Toledo, afirmó que hay un emplazamiento al gobierno de Oaxaca para que a la brevedad entregue de manera pacífica las escuelas que están bajo control de la S-59.

Según el docente, son un total de 100 escuelas las que aún permanecen a cargo de maestros de la sección disidente.

“Nosotros le hemos solicitado al gobierno de Oaxaca que devuelva las escuelas que nos fueron arrebatadas por docentes cuya organización sindical carece de toma de nota ante las instancias jurisdiccional a nivel laboral”, enfatizó.