* Los más de 73 mil profesores paralizan sus labores los días 29, 30 y 31 de octubre en las ocho regiones del estado.

Agencia JM

Oaxaca, Oax.- El paro de 72 horas en los estados de Guerrero, Oaxaca y Michoacán, acordado en el XIII Encuentro Nacional Magisterial Popular y ratificado en la II Asamblea Nacional Popular (ANP), la Comisión Política de la Sección 22 del SNTE determinó que tendrá el carácter de masivo regional o sectorial en toda la entidad durante los días 29, 30 y 31 de octubre.

Por lo que más de un millón 300 mil escolares de educación básica serán afectados a solo 35 días hábiles del inicio del periodo vacacional de fin de año.

En el marco de la jornada de lucha por la exigencia de la aparición con vida de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Isidro Burgos” de Ayotzinapa, desaparecidos el pasado 26 de septiembre en Iguala, Guerrero, los más de 73 mil trabajadores de la educación paralizarán sus labores en las ocho regiones del estado.

Por ello, los más de 13 mil 200 centros escolares cerrarán su puertas por cinco días, incluyendo los inhábiles, para participar en las actividades sindicales acordadas por la Asamblea Nacional Representativa (ANR), en apoyo a los normalistas asesinados y desaparecidos de Ayotzinapa, Guerrero.

De acuerdo a la convocatoria emitida este martes y firmada por el secretario general y el secretario de Organización de la Sección 22 del SNTE, Rubén Núñez Ginez y Francisco Villalobos Ricardez, respectivamente, la concentración se realizará a partir de las 8:00 horas en los lugares que cada sector o región definan.

Asimismo, cada región o sector determinará las acciones a realizar, entre las que destacan, la toma de puertos marítimos, aeropuertos, bloqueo de carreteras, toma de casetas de peaje, cierre de escuelas y universidades.

A esta suspensión de clases, se sumarán otros paros que el magisterio ha considerado dentro de su jornada de lucha por la aprobación de la Ley Estatal de Educación, además del “Paro Cívico Nacional” de 24 horas, el próximo lunes uno de diciembre.

Por este paro de labores, se cancelan las festividades para preservar las costumbres de las comunidades oaxaqueñas entre la población escolar por el “Día de Muertos”, en las escuelas de Educación Básica; no se colocarán los tradicionales altares de muertos, ni se organizarán los concursos de disfraces en los días previos dedicados a los fieles difuntos.