Agricultura familiar, clave en la lucha contra el hambre: FAO

* En el Día Mundial de la Alimentación, celebrado cada 16 de octubre desde 1981, la FAO apuntó que en un planeta donde la demanda de alimentos crece pero los recursos de tierra y agua escasean, la respuesta está en los pequeños y medianos agricultores.

Agencias

México, D.F.- La Organización de la ONU para la Agricultura y Alimentación (FAO) destacó este jueves que las explotaciones agrícolas familiares resultan imprescindibles para lograr la seguridad alimentaria y el desarrollo rural sostenible a nivel global.

De acuerdo con el organismo internacional, más de 500 millones de campesinos con fincas familiares gestionan la mayor parte de las tierras y producen alrededor del 80 por ciento de los alimentos del planeta.

Al presentar este jueves su informe sobre El estado mundial de la agricultura y la alimentación 2014, la entidad calificó a esas formas productivas como vitales para solucionar el problema del hambre, que afecta a más de 800 millones de personas.

En el Día Mundial de la Alimentación, celebrado cada 16 de octubre desde 1981, la FAO apuntó que en un planeta donde la demanda de alimentos crece pero los recursos de tierra y agua escasean, la respuesta está en los pequeños y medianos agricultores.

Las explotaciones familiares también custodian el 75 por ciento de todos los recursos agrícolas mundiales y son claves para mejorar la sostenibilidad ecológica, pero, a la vez, figuran entre los actores más vulnerables a las consecuencias del cambio climático, agregó el informe.

Asimismo, el texto alertó que si bien la evidencia muestra excelentes rendimientos en las tierras gestionadas por esos trabajadores, muchas granjas pequeñas no pueden generar lo suficiente para proporcionar medios de vida decentes a sus miembros.

De tal modo, apuntó la FAO, la agricultura familiar se encuentra ante un triple desafío, que en primer lugar está relacionado con aumentar el rendimiento para satisfacer la necesidad mundial de seguridad alimentaria y una mejor nutrición.

Al mismo tiempo, debe velar por la sostenibilidad ambiental, así como lograr un incremento de la productividad y la diversificación de los medios de vida para salir de la pobreza y el hambre.

Con vistas a lograr esas metas, el informe llamó a los sectores público y privado, campesinos y organizaciones civiles, a trabajar juntos para mejorar los sistemas de innovación en esa actividad económica.

Tales sistemas incluyen a todas las instituciones y actores que apoyan a los productores en el desarrollo y adopción de mejores formas de trabajo en un mundo cada vez más complejo, explicó.

En todos los casos, los agricultores familiares tienen que ser protagonistas de la innovación, ya que sólo así podrán tomar posesión del proceso y asegurarse que las soluciones que se ofrecen responden a sus necesidades, manifestó José Graziano da Silva, director general de la FAO.