Expone Defensoría necesidad de restituir derechos a las mujeres

* Preocupante que sociedad acepte la violencia por motivos de género.

* Surgen resistencias a su erradicación por esta aceptación social.

* Problema social y político que afecta a toda la sociedad.

La responsable de la Defensoría Especializada en Mujeres, Ita Bico Cruz López, expuso que las posiciones de poder que tienen los hombres sobre las mujeres en la sociedad actual deben ser replanteadas para que podamos tener una sociedad más igualitaria, que reconozca que los derechos de las mujeres no son una concesión, sino la restitución de prerrogativas que durante generaciones les fueron negadas.

Señaló que la violencia de género es un problema social y político legitimado desde el ámbito cultural, popular e inclusive académico, ante abogadas que trabajan con el Instituto de la Mujer Oaxaqueña (IMO).

La representante de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca señaló esta situación en la ponencia “Formación con perspectiva de género”, que presentó como parte de un taller de actualización para la Unidad de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia del IMO.

Esta ponencia fue presentada el 30 de septiembre último a solicitud del IMO en sus instalaciones de la calle Belisario Domínguez 118 de la colonia Reforma de esta ciudad, como parte de un taller de actualización para la Unidad de Atención a mujeres Víctimas de Violencia.

Cruz López trató con las participantes del taller temas como la necesidad de redefinir y resignificar la violencia de género, pues está tan normalizada  y socializada que resulta muy complicado eliminar las resistencias que surgen para erradicarla.

La representante de la Defensoría dijo que la violencia contra las mujeres ha sido sostenida desde la creencia de la inferioridad de las mujeres respecto de los varones, creando una falsa dependencia hacia los hombres y una forzada actitud de sumisión femenina.

“El hecho es que no hay nada natural en el uso de la violencia hacia las mujeres, esta conducta es aprendida y está ligada a un concepto de la masculinidad en el que el uso de la violencia es necesario para reforzar la identidad de hombría”, explicó la especialista.

Cruz López puntualizó que es necesaria una reflexión sobre la violencia de género y la forma en la que su ejercicio vulnera no sólo los derechos de las mujeres, pues sus efectos perjudican a toda la sociedad.

Apuntó que inclusive los textos de filósofos considerados puntales de la cultura occidental –como Emmanuel Kant, Guillermo Hegel o Federico Nietszche– admiten aseveraciones sobre la pretendida inferioridad de las mujeres, por lo cual esta creencia aparentemente puede respaldarse con referencias académicas, aunque es claro que corresponden a una época en que los derechos femeninos eran sistemáticamente violentados.