Foto: Carolina Jiménez

* La toma de comercios se realizará por cuatro días; empleados, los más afectados.

 

Por Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- La Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) inició este viernes con el boicot a la estrategia comercial de “El Buen Fin”, apoderándose de las principales plazas comerciales, tanto en la ciudad de Oaxaca como en los municipios más importantes.

Los inconformes montaron cercos humanos en las tiendas de autoservicio y de conveniencia para impedir el ingreso de clientes.

En la ciudad de Oaxaca fueron seis las plazas comerciales cerradas, tanto las que se ubican en la zona norte como en el centro y la periferia de la ciudad, entre ellas Plaza del Valle, Plaza Oaxaca, Walmart, The Home Depot, Plaza Bella, Bodega Aurrera Santa Rosa y la Macroplaza.

El vocero de la CNTE, Mohamed Otaquí Toledo afirmó que las movilizaciones empezaron a desplegarse desde este 14 de noviembre y concluirán hasta el lunes 17 de noviembre, acciones que fueron acordadas en el marco de la jornada de lucha para exigir la aparición con vida de los 43 alumnos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero.

Precisó que en las protestas callejeras participan el 20 por ciento del total de su membresía conformada por 74 mil trabajadores, e iniciarán las tomas de los comercios y negocios desde a las 8 de la mañana, concluyendo a las 20:00 horas de cada día.

Además de la ciudad de Oaxaca, se reporta un boicot magisterial al llamado “ El Buen Fin”, en la ciudad de Salina Cruz, Huajuapan de León, Huatulco, Puerto Escondido, Tuxtepec, Juchitán y Tehuantepec.

Mientras tanto el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Benjamín Hernández reprobó la embestida de la CNTE contra los comercios, y urgió a los gobiernos federal y estatal su intervención para que profesores no sigan trastocando la paz social y el orden durante “El Buen Fin”.

“Es la esperanza que teníamos muchos empresarios de recuperar parte de las ventas que hemos perdido por los constantes bloqueos y movilizaciones realizadas por los docentes, quienes en 10 meses ha destrozado la economía local”, enfatizó.

Cabe destacar que los empleados de las tiendas departamentales y demás negocios son los más afectados en estas protestas, puesto que son limitados para realizar su trabajo, del cual llevan el sustento a sus hogares.