Diputados aliancistas dan madruguete a priístas  y consuman sesión ordinaria  sin ellos

  • En “fast track”, PAN, PRD, PT, MC, PUP y PNA aprobaron diez Dictámenes de la Comisión Permanente de Gobernación y de Hacienda y  enviaron a las comisiones correspondientes un total de once dictámenes con proyecto de Ley.

Agencia Jm

Y los 23 diputados aliancistas cumplieron sus amenazas y en “fast track”, a media noche, a escondidas, violando el reglamento interno del Congreso del Estado y sin convocar a los demás integrantes de la LXII Legislatura del estado, en una sesión relámpago dieron el madruguete a los legisladores priístas y al del Verde Ecologista.

Pasada las 23.30 horas del jueves,  los diputados de los partidos de la “Alianza por la Paz y el Progreso”, PAN, PRD, PT, MC, PUP y del PNA,  que en el 2010 llevaron al triunfo a Gabino Cué Monteagudo, casi cronométricamente arribaron a las instalaciones del Congreso del Estado, que en esos momentos ya se encontraba totalmente a obscuras.

En menos de quince minutos ya se encontraban reunidos los 23 legisladores coalicionistas, que previamente  habían acordado la estrategia para concluir con la sesión que por la tarde (13.00 horas), había sido suspendida luego de que los diputados priístas y uno del Verde Ecologista, tomaran la tribuna para exigir la restitución de dos legisladores del PRI en la vice-presidencia y en la secretaría General de la Mesa Directiva que el pasado 15 de noviembre había sido instalada e inició funciones.

Y es que los diputados priístas, María Luisa Matus Fuentes y Adolfo Toledo Infanzón, previo a la sesión solemne en la que el gobernador Gabino Cué presentó su Cuarto Informe de Gobierno, fueron desplazados de sus funciones en la mesa directiva y sustituidos por dos panistas, como un acto de revanchismo político por no haber asistido al informe gubernamental, lo que crispó las ya débiles relaciones y acuerdos entre las fracciones de la LXII Legislatura del Estado.

A media noche, los 23 diputados afines al Gobernador, consumaron su venganza política y en reunión secreta, fuera del Congreso estatal, delinearon la estrategia para sesionar por la noche sin los priístas, de esa manera, después de las 23.30 horas iniciaron la sesión en la que por votación, previamente definida, enviaron a las comisiones correspondientes un total de once dictámenes con proyecto de Ley.

En la misma atropellada sesión nocturna, sin la presencia de la Oficialía Mayor, ni del área de Comunicación Social, los accesos cerrados y ante la posible llegada de los priístas para “reventar el madruguete”, también se aprobaron diez Dictámenes de la Comisión Permanente de Gobernación y de Hacienda.

Sin más preámbulos y sin ninguna intervención en asuntos generales, lo que fue la segunda sesión ordinaria del segundo periodo ordinario de sesiones se levantó y apresuradamente, los 10 diputados perredistas y nueve panistas, más los partidos de la “chiquillada”, se felicitaron mutuamente por el éxito logrado.

Así como arribaron a la Cámara de Diputados e instalaron su sesión nocturna, así salieron atropelladamente del recinto legislativo y se retiraron y en menos de diez minutos no quedó ni rastro de la sesión,  quedando así consumado, el revanchismo político de los diputados aliancistas contra los priístas.

Los primeros diputados del PRI  que hicieron su arribo al Congreso local, fueron la diputada Lilia Mendoza Cruz y Adolfo Toledo Infanzón y el resto llegó mas tarde, en busca de los panistas y perredistas, pero éstos ya habían puesto tierra de por medio en las primeras horas de éste viernes, la fracción priísta se reunió para determinar la estrategia a seguir para hacerle frente a los coalicionistas y recuperar los espacios que les arrebataron en la mesa directiva.