7 tips para ahorrar en tu cena de Navidad

Agencias

México, D.F.- Llega la Navidad y con ella las numerosas cenas y sus infinitos gastos. Tranquilo, no te preocupes, no es tan malo como parece. Tenemos a la mano varias herramientas para ofrecer a tus invitados una cena de lujo sin tener que gastar tanto. Como tu consejero financiero a continuación: siete tips para que tu cartera no se adelgace en estas épocas navideñas.

Confirma asistencia

Por cuestiones de presupuesto, cantidad de alimentos, bebidas y espacio, saber quien va a la cena es muy importante. Para confirmar la asistencia de tus invitados no es necesario mandar invitaciones o tarjetas navideñas. Las redes sociales son una muy buen opción ya que en pocos minutos puedes crear un evento con todas las especificaciones y ahí mismo tus invitados pueden confirmar su asistencia. Y lo mejor de todo… ¡No cuesta NADA!

Establece tu presupuesto

Ya con visibilidad sobre la cantidad de invitados confirmados, separa tiempo en tu agenda para definir el menú de alimentos, bebidas y demás complementos que necesitarás. De este modo conocerás con mayor exactitud tu presupuesto y esto te ayudará a minimizar tus compras, ya que sabrás con qué monto cuentas para gastar.

Pide ayuda a tus invitados

Cubrir el costo total de la cena resulta ser toda una inversión. Para que no tengas que cobrarle a tus invitados la cena, puedes pedir a cada persona, pareja o familia que lleve algo. Puede ser desde un platillo, el postre o alguna bebida. Procura pedir algo que sea fácil de transportar para ellos.

Haz una lista

Ir de compras sin una lista puede ser tu peor enemigo. En gran medida, las personas tienden a gastar en artículos de impulso, cosas que ven en el momento pero que realmente no necesitan. Para evitar llevarte una gran sorpresa al momento de pagar el total de la cuenta…  ¡Haz una lista! Así llevarás sólo lo necesario y no olvidarás nada. Sigue está dinámica para ahorrar tiempo y dinero.

Busca ofertas

¡Ahora sí!, con lista en mano y ya definido lo que vas a comprar, dedica por lo menos 30 minutos a buscar en internet las mejores ofertas. Existen herramientas en línea como “Quién es quién en los precios” de la Profeco, que te permiten investigar precios para más de dos mil productos en cientos de establecimientos. Si no eres fanático de la tecnología, también puedes utilizar el método convencional y visitar varias tiendas de autoservicio para comparar precios y buscar las mejores ofertas. Es importante siempre comparar antes de comprar cualquier producto.

Cocina tu mismo

Si eres amante de la cocina, este consejo va a ser tu favorito, y si no, muy probablemente le tomes gusto. Cuando compras comida en algún lugar, aunque sea para llevar, no sólo estás pagando por lo que te comes, detrás de lo que pagas por el producto final hay todo una cadena de costos. Para que te des una idea, al cocinar en tu casa te estas ahorrando la renta de un local, el sueldo del chef, servicios de limpieza, mantenimiento de hornos, entre muchos gastos más. Cocinar en casa sin duda es la mejor opción para tu economía y siempre te quedará la satisfacción de haber preparado tú mismo el manjar que disfrutarán tus amigos y familiares en la cena.