Llama Arzobispo a frenar violencia y construir una sociedad sana

   Por Guadalupe Espinoza Belén

 

Oaxaca. Oax.- El asesinato de la estudiante Vanessa Mejía Narváez, de 17 años de edad y de Omar Francisco García Santiago de 21 años de edad, es muestra clara de que la violencia está acechando a la sociedad, afirmó el Arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca, José Luis Chávez Botello.

En conferencia de prensa, indicó que es necesario que se reflexione acerca de estos acontecimientos que han enlutado al estado, “debemos rechazar el mal”, dijo.

En este sentido, indicó que la integración y unidad en el cuerpo social es vital, “donde se va debilitando aparecen grupos de poder y otros cerrados en intereses egoístas, divisiones y enfrentamientos”.

De la misma forma, abundó que se debe poner un freno a la violencia, “una invitación a ir al cimiento de lo que nos está pasando, uno de los cimientos más claros es la desintegración social y familiar”, anexó.

Y es que sostuvo que es preocupante que haya jóvenes que delinquen, que maten, que sean delincuentes a su corta edad.

Ponderó que “toda actividad humana tiene como finalidad o como meta última la unidad a través del trabajo, estudio, arte, servicios, descanso, fiestas, todo lo que auténticamente es humano nos lleva a construir la unidad, la unidad es señal de una sociedad sana”.

Para finalizar, invitó a la misa en memoria de estos jóvenes asesinados, el próximo martes a las 19:00 horas en la Catedral de la ciudad de Oaxaca.