Agencia Quadratín

Oaxaca, Oax.- El arzobispo de la diócesis de Antequera Oaxaca, José Luis Chávez Botello convocó este domingo a aplicar la justicia a quienes más la necesitan y de esta manera evitar divisiones y confrontaciones entre la sociedad.

Desde la basílica menor de La Soledad, el prelado señaló que la paz comienza y pasa por la justicia.

«Comportamientos, leyes, maneras de aplicar la ley y de procurar la justicia que dañan o impiden la superación de las personas, van contra la misma justicia porque generan desigualdad y pobreza, dividen, corrompen y generan más violencia», precisó.

Consideró que ante los vacíos que existen en materia legislativa, urge un espacio donde los ciudadanos aporten sus opiniones y se avance en las leyes que requiere la sociedad.

Toda procuración de justicia debe tener sus cimientos en el respeto a los derechos humanos, no obstante, esa justicia empieza desde el hogar, pasa por la escuela y los centros de trabajo, señaló.

Agregó que en las cárceles hay personas que no cometieron un delito, pero por falta de recursos económicos y apoyo se encuentran privados de su libertad.

Urgió la seguridad de la sociedad y combatir todo delito.

Chávez Botello reiteró el compromiso de la iglesia católica de lograr la reconciliación y la paz desde la responsabilidad que le toca y a través de las seis diócesis que conforman la provincia: Puerto Escondido, Tehuantepec, Tuxtepec, prelatura de los Mixes y Huautla, y la arquidiócesis de Antequera.

«Es un llamado a quienes aún no hace nada a colaborar en esto, porque son más en Oaxaca los que quieren el bien, quienes anhelan la paz, que quienes la destruyen, pero hay quienes esperan que les rueguen cuando todos pueden hace algo», dijo.

Abundó que ya no se vale esperar a que la autoridad, la policía, el gobernador, el presidente municipal o tal persona, lo «hagan», sino que se debe empezar por uno mismo.

En todas partes, los católicos y creyentes pueden hacer algo, y entender el deber de hacerlo desde la situación de cada quien, acotó.