* Pobladores de Chichicápam irrumpieron con palos, piedras y machetes en el Congreso local, en exigencia de que los diputados revoquen el mandato al edil Carlos Vásquez Rebollar y sea aprobado el Consejo Comunitario que han conformado.

 

Por Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- Un grupo de habitantes del municipio de San Baltazar Chichicápam irrumpió con palos, piedras y machetes en la sede del Congreso local, cuando buscaban presionar a los legisladores para que resuelvan la desaparición de poderes municipales de tal poblado, agrediendo a dos fotoreporteros que cubrían los hechos.

Los recursos del Ayuntamiento están retenidos por la aplicación de un auditoría realizada al alcalde del poblado, Carlos Vásquez Rebollar, quien se ha negado a rendir cuentas de los fondos aplicados en obras y otros gastos.

Incluso, el edil mandó a repeler a sus opositores con el uso de la fuerza pública, lo que ha generado diversos enfrentamientos y un clima de ingobernabilidad en tal localidad.

Por lo que la Comisión de Gobernación del Congreso resuelve la posibilidad de desaparecer poderes en tal Ayuntamiento, designando como autoridad interina a un administrador municipal.

Los inconformes exigieron que se agilice la desaparición de poderes y la auditoría contra su alcalde.

El representante de los inconformes señaló como responsables del problema en la población a la diputada federal Eva Diego, quien “tiene las manos metidas” y a la presidenta de la Comisión de Gobernación del Congreso local, Lilia Mendoza, por no dar seguimiento a la exigencia de la población.

En tanto, Andrés Avelino Soriano Montes, asesor jurídico de los manifestantes de San Baltazar Chichicápam, dijo que es un 90% de los electores quienes están de acuerdo en que se declare la desaparición de poderes.

Explicó que hasta el momento se han mantenido en la ruta de llevar esta inconformidad por los cauces legales, sin embargo, en caso de que la comisión correspondiente del Congreso local no les resuelva, la violencia podría estallar en la comunidad.

Indicó que en la comunidad ya han designado a un Consejo Comunitario, por lo que solo están a la espera de que los legisladores aprueben esta demanda de declarar ingobernabilidad en el municipio, a fin de no violentar más su autonomía.

En medio de la irrupción violenta resultaron lesionados dos fotógrafos de medios locales que cubrían lo sucedido en las inmediaciones del Congreso local, pues los manifestantes argumentaron que no querían ser grabados.