* La noche del martes presuntos enviados del edil Pedro Ruiz, abrieron fuego contra colonos de Yagul, Dainzú y Rancho Valle, quienes bloqueaban la carretera 190 para exigir regularización de servicios, resultando dos heridos, por lo que en respuesta fue incendiado un módulo de policía; este miércoles un nuevo bloqueo en el crucero de Tlacolula fue retirado por policías estatales.

 

Agencia JM

Oaxaca, Oax.- La tarde de este miércoles elementos de la Policía Estatal retiraron el bloqueo que aún mantenían colonos y transportistas en uno de los carriles de circulación sobre la carretera federal 190 a la altura del acceso principal de Tlacolula de Matamoros.

Una hora antes, los manifestantes habían liberado pacíficamente el carril de circulación Oaxaca-Istmo, sin embargo, más tarde hizo acto de presencia la Policía Estatal y a empujones retiraron totalmente a los transportistas y colonos que aún mantenían bloqueado uno de los carriles.

La inconformidad de los manifestantes es contra los actos arbitrarios del presidente municipal perredista Pedro Ruíz González, a quien acusan de gobernar solo para sus seguidores y a todos los conflictos trata de politizarlos, responsabilizando a otros partidos de su incapacidad.

Los colonos del fraccionamiento Yagul, Dainzú y Rancho Valle y transportistas de la empresa ATSA, desde la noche de martes iniciaron un boqueo sobre la carretera Internacional para protestar por la falta de alumbrado público y por un operativo iniciado horas por las autoridades municipales que encabeza el perredista Pedro Ruíz González.

Horas antes, mototaxistas y taxistas de los sitios Mariano Matamoros, Parque Juárez y Guixbac de Tlacolula de Matamoros, realizaron un paro para exigir a las autoridades municipales no permitir el servicio de autobuses de la empresa ATSA, que cubren la ruta del fraccionamiento Yagul a la población, argumentando una competencia desleal.

En respuesta al operativo iniciado horas antes por las autoridades municipales, los transportistas bloquearon la carretera federal 190, a la altura al acceso principal a la población, más tarde, habitantes de los tres fraccionamientos se sumaron a la movilización para exigir la atención de las autoridades municipales a sus demandas de falta de alumbrado público.

Los colonos denunciaron al edil perredista de negarse a otorgarles los servicios municipales, así como el pago del alumbrado público, a pesar de que están al corriente en sus pagos en la recaudación municipal, sin embargo, señalan que el munícipe trata de politizar el asunto para encubrir su incapacidad y dejarlos sin los servicios básicos.

La movilización hizo crisis la noche del martes, cuando enviados de Ruíz González abrieron fuego contra los manifestantes, hiriendo a Marcos Ramos Ortíz, de 37 años y a Hugo Ariel Mota Martínez de 33 años, ambos transportistas que fueron trasladados al Hospital Civil de la ciudad, en donde su estado se reporta fuera de peligro.

Horas después y en respuesta a los hechos violentos, los transportistas prendieron fuego al módulo de la Policía Municipal que se encuentra a un costado del acceso a la cabecera municipal, lo que hizo más tensa la situación que amenazaba con salirse de control la mañana de este miércoles.

Por la tarde, los transportistas y colonos de manera pacífica liberaron uno de los carriles de la carretera federal, para permitir el paso vehicular en esa importante vía que intercomunica al Istmo de Tehuantepec, en tanto se inició una mesa de diálogo en la Secretaría General de Gobierno con los inconformes.