Duplicidad de funciones no permiten cobertura universal

Agencia Jm

  • María de las Nieves García Fernández señaló que el sector salud en México nació dividido con el IMSS, ISSSTE y la Secretaría de Salud, lo que ha impedido una atención de calidad.

La Comisionada Nacional de Salud, María de las Nieves García Fernández, dio a conocer que en la universalización de los servicios de salud en el País, se requiere aproximadamente el 3 por ciento del Producto Interno Bruto.

La funcionaria federal estimó que la Reforma de la Ley General de Salud en materia de universalidad de los servicios, podría ser enviada al Congreso de la Unión en el próximo periodo ordinario de sesiones que iniciará el 3 de febrero.

Al señalar que el sector salud en México nació dividido con el IMSS, ISSSTE y la Secretaría de Salud, lo que ha impedido una atención de calidad, porque la duplicidad de acciones y funciones no permiten alcanzar la cobertura universal.

Sin embargo, dijo, con ésta reforma se  logrará la unificación del sector salud, con una rectoría en el ámbito federal y estatal, evitando la dispersión de recursos financieros, humanos, infraestructura y materiales.

La ex diputada federal, confió en que la Reforma de la Ley General de Salud, pueda llegar a los Congresos federales para discutir y analizarse, porque sin la reforma integral de salud, no sería fácil unificar los servicios.

García Fernández, reconoció que en el País ya se están dando los primeros pasos de la universalización de los servicios de salud con la compra consolidada de los medicamentos, a través de una sola adquisición de las medicinas para todo el sector salud.

Otro de los caminos de la universalización de los servicios de salud, es la portabilidad de los servicios, lo que permite atender en cualquier punto del País a la población derechohabiente y a la población abierta, mediante el expediente electrónico.

Esta innovación permite dar una cobertura universal de los servicios de salud a todos los mexicanos, con eficiencia y calidad y con la posibilidad de que todos los padecimientos puedan fondearse.

Para concluir, la también ex Secretaria de Salud en Oaxaca, destacó que para poner en marcha las 90 clínicas y hospitales que se encuentran inconclusos, se requiere un presupuesto de 690 millones de pesos, en tanto que el rezago financiero que Oaxaca tiene con la federación ya alcanzó los mil millones de pesos, éste tema dijo, le compete a la Secretaría de Hacienda encontrar una solución definitiva.