* Este lunes habitantes de Santa María Peñoles descubrieron dentro de su territorio a una cuadrilla de hombres armados talando sus bosques, por lo que optaron por detenerlos; tras un ‘jaloneo’ entre campesinos una persona resultó con herida de bala en el pie.

Por Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- La tala ilegal de madera en la zona en conflicto agrario entre los poblados de Santa María Peñoles y Santiago Tlayozaltepc, en la región de la Sierra Norte de Oaxaca, dejó un saldo de al menos una campesino herido, confirmó la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) dependiente de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

El titular de la corporación, Jaciel Vásquez Castro confirmó que el incidente ocurrió cuando habitantes de Santa María Peñoles descubrieron dentro de su territorio a una cuadrilla de hombres armados talando sus bosques, por lo que optaron por detenerlos.

Negó que se haya registrado un enfrentamiento, e indicó que solo se reportaron jaloneos al momento de la detención de los implicado, donde una persona resultó con una herida de bala en un pie, misma que fue trasladada a un hospital.

Asimismo indicó que un volteo y tres camionetas donde se trasladaba madera ilegal fueron aseguradas por los comuneros de Santa María Peñoles, y se espera que sean remitidos ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) junto con los implicados.

En Oaxaca por tala ilegal y saqueo de madera se pierden 120 mil metros cúbicos, confirmó el Consejo Estatal Forestal.

El presidente del organismo, Félix Piñeyro Márquez aceptó que las zonas más devastadas se localizan en la región de la Mixteca, La Sierra Sur y el Istmo de Tehuantepec.

“Por tala ilegal tenemos identificadas zonas críticas como lo es parte de los Chimalapas, Tlaxiaco, que se localiza en la zona Mixteca y una parte de la Sierra Sur, donde hay comunidades que no tienen problemas de manejo y tienen problemas agrarios o de posesión de predios”.

Dijo que de acuerdo a las cifras oficiales por tala ilegal se pierden entre 2 mil metros cúbicos de madera por año, sin tomar en cuenta que hay una cifra negra que estima una pérdida adicional por año de otros 3 mil a 4 mil metros cúbicos que se sustraen de manera indebida y que no se llegan a denunciar o reportarse.

Precisó que son pocas las denuncias que se tienen, sin embargo se sabe de la operación clandestina de un gran número de aserraderos que son responsables de la tal ilegal en Oaxaca.

En cuanto a las zonas de mayor conflicto por la presencia de madereras y carpinterías ilegales, se ubican en la zona limítrofe entre los estados de Chiapas y Oaxaca, en el municipio de Cintalapa.

Otros aserraderos saquean la madera en tablones que son trasladados en grandes volúmenes, también por gente armada y encapuchada, algunos con antecedentes penales vinculados con la delincuencia.

El subdelegado del área jurídica de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente, José Manuel Galán Hernández, reveló que son al menos 15 las denuncias penales las que se han instaurado por aprovechamiento y trasportación ilegal de madera, de las cuales más de la mitad se han consignado ante un Ministerio Público federal.