Instan a aterrizar políticas que garanticen protección a periodistas, defensoras y defensores de DH

  • CDHDF saluda instalación de defensoría especializada en el tema
  • “Prevalece clima de impunidad y violaciones graves a derechos humanos”

“Es necesario y justo, aterrizar políticas que garanticen y materialicen los derechos humanos, es nuestra aspiración como sociedad y nuestra obligación como personas que ostentamos el servicio público” expresó Aída Marín Acuapan en representación de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

Durante la presentación de la primera defensoría en México especializada en proteger a periodistas, defensoras y defensores de los derechos humanos, instalada por la Defensoría del Pueblo de Oaxaca el 22 de marzo último, Marín Acuapan puntualizó que el Estado mexicano no ha cumplido la misión de garantizar el derecho a defender los derechos humanos, el derecho a la libertad de expresión ni el libre ejercicio del periodismo.

Ante los integrantes del Consejo Ciudadano y del titular de la Defensoría del Pueblo de Oaxaca, así como del nuevo defensor especializado Razhy González Rodríguez, la representante de la CDHDF enfatizó que en hoy en día podemos colocarnos en sitios comunes para constatar que prevalece un clima de impunidad y violaciones graves a nuestros derechos humanos.

Citó el balance 2013 sobre la situación de las personas defensoras que realizó la oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, en que destaca que los tipos de agresiones más frecuentes contra ellas y ellos son las amenazas e injerencias arbitrarias.

Marín Acuapan añadió que el mismo informe del Alto Comisionado expone que aumentó la frecuencia con que las y los defensores en situación de riesgo se ven obligados a abandonar sus localidades y lugares de residencia, sin que este desplazamiento, en algunos casos, aminore la situación de riesgo.

La defensora capitalina recordó que en el momento en que apareció el informe, perduraban los impedimentos para identificar a la mayoría de presuntos responsables de las agresiones, si bien el segmento visible de perpetradores más importante correspondió a actores no estatales. En ese contexto, agregó, la oficina del Alto Comisionado aseguró que la impunidad existente favorecía la generación e incluso la repetición de las agresiones.

Marín Acuapan citó asimismo un documento de la organización Reporteros Sin Fronteras, el cual registra que en la última década fueron ejecutados más de 80 comunicadores, y otros 17 están desaparecidos en nuestro país, dato que llevó a la ONU a señalar a México como uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo.

Ante ello, señaló que el momento que vive hoy nuestro país es crucial: “En nuestro México de hoy, muy lamentablemente, tenemos que reconocer que se cometen violaciones graves a los derechos humanos: se desaparece forzadamente, se limita la libertad de expresión. Han existido varios avances, pero aún nos falta mucho camino por recorrer”.

Por ello, a nombre de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Marín Acuapan celebró con entusiasmo la creación de la nueva defensoría especializada oaxaqueña, “de las pocas en su tipo a nivel nacional”, que “es una oportunidad para cumplir con nuestra obligación de ser una de las primeras líneas de defensa contra los abusos a los derechos de las personas y una plataforma para el adecuado acompañamiento de las víctimas”.

La nueva defensoría especializada en protección a periodistas, defensoras y defensores de derechos humanos está a cargo de Razhy González Rodríguez, quien en los últimos quince años, además de ejercer el periodismo, ha sido consultor en asuntos de ciudadanía, género y derechos humanos, además de que recibió la beca Hellman/Hammet de la organización Human Rights Watch, y ha participado en diversos procesos formativos en el tema.

En la ceremonia, González, expuso la estructura y funciones generales de la nueva defensoría especializada, la cual consta de una área jurídica que llevara los casos legales y dará también asesoría y acompañamiento a las personas que lo necesiten; un área de seguridad encargada de realizar los análisis de riesgo y en medio de estas dos, un área de investigación de campo, la cual va a recabar información tanto para el área jurídica como para el área de seguridad.

El defensor especializado añadió que la nueva instancia a su cargo también cuenta con un área que brindara atención psicosocial.

Finalmente, González Rodríguez convocó a las defensoras, defensores, periodistas y a organizaciones sociales a realizar una reunión para hablar más a fondo de cómo operar, trabajar en unidad “y hacer lo que nos toca en las condiciones tan duras que hay en este momento en nuestro país y en Oaxaca; confío en que el trabajo de la defensoría especializada pueda hacerse con el apoyo de las organizaciones sociales”.