Urge Lilia Mendoza a atender conflictos agrarios para disminuir violencia

  • La diputada del grupo parlamentario del PRI en la LXII Legislatura estatal propone crear Mesa Social Agraria Permanente

En Oaxaca, es preocupante la violencia y muertes que se generan por los conflictos agrarios que aún persisten en diversas regiones, de ahí la urgente necesidad de que sean atendidos con prontitud y bajo un esquema de coordianción entre las autoriades estatales, federales y, por supuesto, municipales.

Así lo señaló la diptuada del grupo parlamentario del PRI en la LXII Legislatura estatal, Lilia Mendoza Cruz, quien en fechas pasadas propuso en el Pleno del Congreso del Estado la creación de una Mesa Social Agraria Permanente, con el objetivo de dar atención y seguimiento a los conflcitos de alto reisgo que se viven en las ocho regiones de Oaxaca.

En entrevista, la legisladora prisita dijo que en este punto de acuerdo, se propone exhortar al Ejecutivo Estatal, al Secretario General de Gobierno, al Coordinador General del Comité Estatal de Planeación para el Desarrollo de Oaxaca y a los delegados del sector agrario federal, a que instalen esta mesa de trabajo, porque ya no se deben tolerar más actos de violencia por límites de tierras.

“La creación de la mesa social agraria permanente permitirá abordar los conflictos agrarios desde el ámbito social y conducirá a la solución de problemas específicos, ya que Oaxaca cuenta con 450 conflictos agrarios, de los cuales, 65 requieren ser atendidos de forma prioritaria por instancias estatales y federales del sector agrario, sin embargo, de este universo, 30 son considerados de alto riesgo”, recalca.

Dijo que ante la difícil situación que se vive en la entidad por los conflictos agrarios, es necesario reconsiderar a profundidad el estado que guardan dichos conflictos, y las posibles estrategias de solución, sobre todo considerando que se tiene la capacidad de convocatoria por parte de las dependencias federales para llegar a acuerdos de manera constructiva y conciliatoria.

Destalla que el estado de Oaxaca, en el ámbito agrario, es de los estados a nivel nacional en donde la propiedad social es superior a la privada, ya que de 9,536,400 hectáreas, los ejidos, comunidades y colonias son titulares de 75.73%, que representan 7,174,154 hectáreas de la superficie total del estado.

De la superficie social, destaca la comunal que representa 76.2% y aunque las 711 comunidades son numéricamente inferior a los 777 ejidos, en superficie son inmensamente superiores, esto se debe a que Oaxaca es un estado eminentemente rural e indígena, desde el punto de vista de la distribución de la tierra.