Buscan Cué y Castillo desestabilizar Oaxaca

* Los recientes hechos violentos en la entidad podrían ser parte de un plan para generar miedo y opacar la armonía que se vivía al inicio del nuevo gobierno. 

Por Yanett Arguello

Oaxaca, Oax.- Luego de los recientes hechos violentos que se han registrado en la entidad, como las explosiones de artefactos de fabricación casera en cajeros automáticos y en una oficina gubernamental, cabe cuestionar quién o quiénes están detrás de estos hechos.

Y es que el pasado domingo, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, inauguró en un ambiente familiar y de armonía el festival decembrino “Iluminando la navidad en Oaxaca 2016”. En el corazón del Centro Histórico se podía percibir un ambiente de alegría y esperanza, como desde hace muchos años no se sentía entre los capitalinos.

Sin embargo, la interrogante sobre los personajes o grupos desestabilizadores a quienes no les favorece que Oaxaca tenga un nuevo rostro, un Centro Histórico limpio y sus calles libres de los molestos y constantes bloqueos, nos lleva a diversas conjeturas.

Cabe recordar que al final del sexenio del exgobernador Gabino Cué Monteagudo, era común que las principales carreteras de la entidad y cruceros estratégicos en la capital se vieran afectados por manifestaciones, derivadas de actos de corrupción durante su administración, desde obras sin concluir hasta deudas con diversos proveedores.

No obstante, en los últimos días, debido a la capacidad de concertación política y al diálogo efectivo del gobernador Alejandro Murat, las manifestaciones se vieron mermadas, se respiraba un nuevo aire en Oaxaca, un clima de esperanza entre los ciudadanos.

Fue entonces cuando las explosiones de artefactos se dieron, así como los homicidios en la capital se dispararon, lo que nos hace pensar que a alguien le incomodaba que tanta paz pudiera ser una pauta para que las nuevas autoridades tuvieran tiempo para indagar las corruptelas de la administración saliente.

Estos hechos apuntan a que esta reciente ola de hechos vandálicos, pretende generar desconfianza entre los oaxaqueños hacia sus autoridades, y propiciar que se olvide la exigencia del esclarecimiento de los recursos del pueblo que fueron saqueados por la administración de Gabino Cué, en contubernio con el llamado “Virrey de Oaxaca”, Jorge Castillo, además de personajes que le sirvieron durante su mandato, tal es el caso de Alberto Vargas Varela, Alberto Esteva, entre otros funcionarios.

Es por ello que, mediante la desestabilización de la entidad, es como buscan ocultar la serie de tropelías que dejaron a Oaxaca por los suelos en materia educativa, y ni que decir del combate a la pobreza, puesto que los múltiples rezagos que vive la entidad sólo fueron acentuados por Gabino Cué.