La magia de los alebrijes que han traspasado fronteras

Fotogalería de Erick de Jesús

En San Antonio Arrazola, habita Pablo Jesús Franco Agüero, un joven de 30 años, que posee una habilidad impresionante para tallar figuras de madera, él es un artesano reconocido a nivel nacional e internacional, que ha logrado llevar su arte a diversos lugares y colocar el nombre de México, y sobre todo Oaxaca, en las grandes marquesinas de las galerías en las que expone su obra.

Originario del estado de Oaxaca, y con una herencia familiar de artesanos de hoja de lata, Pablo comenzó a tallar figuras a la edad de ocho años.

A unos pasos del templo de la comunidad, se encuentra “Familia Franco Ramírez, taller y galería”, un lugar en donde la cultura, el talento y la magia convergen y se manifiestan en forma de piezas hermosas llamadas: alebrijes.