Principal

* Inconformes con elección, quemaron llantas y retuvieron a trabajadores, ciudadanos y diputados.

Por Ivet Mendoza y Agencia Quadratín

Oaxaca, Oax.- Nuevamente un grupo de pobladores de San Raymundo Jalpan, protestaron afuera del Congreso del Estado, para exigir la inhabilitación del presidente municipal Mariano Martínez Mendoza.

Los inconformes aseguran que su presidente es Olegario Luis Benítez, quien fue elegido por los pobladores, a pesar de que Martínez Mendoza fue ratificado por el Tribunal Estatal Electoral de Oaxaca (TEEO) como edil de la comunidad. Sin embargo afirman que este puesto fue entregado a Mariano basándose en actos de corrupción.

Los inconformes explicaron que el día 9 de octubre del 2016 en esta población perteneciente a los Valles Centrales se realizaron las elecciones para elegir a las nuevas autoridades municipales, ganando Olegario Luis Benítez quien fue ratificado por el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) como tal; sin embargo la impugnación del grupo contrario el pasado 16 de enero hizo que el TEEO nombrara a Mariano Martínez Mendoza como edil; decisión que fue rechazada por algunos pobladores.

“Queremos la destitución de Mariano, es lo que estamos exigiendo y queremos que respeten la elección del 09 de octubre, que nos devuelvan las firmas que se robó”, dijo María Aguilar.

Los protestantes secuestraron a más de 300 personas, entre trabajadores, diputados y visitantes, en el interior del Congreso.

Sin embargo, después de las cuatro de la tarde, los ánimos subieron de tono, cuando iniciaron la quema de llantas y basura en la puerta del Congreso.

Además, arrojaron cohetones en la explanada del recinto, frente al salón de plenos.

ARRIBAN ANTIMOTINES

Después de más de seis horas la protesta y bloqueo afuera del Congreso local, elementos de la Policía Estatal arribaron al lugar para liberar los accesos.

Los elementos con equipo antimotín intervinieron para liberar a los trabajadores, ciudadanos y diputados locales retenidos por los inconformes.

El edificio del Congreso fue rodeado también por algunas patrullas de Seguridad Pública sin que se reporte algún detenido.

Los pobladores de San Raymundo Jalpan vandalizaron la puerta del Congreso, mientras que los diputados suspendieron la sesión en el interior del recinto.