Dan el último adiós a Edward

 

* La Comisión Estatal de Arbitraje Médico indaga el caso
para deslindar responsabilidades.

 

 

Por Óscar Rodríguez / Fotos cortesía

 

 

 

Oaxaca, Oax.- En San Francisco Telixtlahuaca se llevó a cabo el funeral de Edward Luna Trujillo, el pequeño de tres años de edad que falleció el pasado lunes debido a una presunta negligencia médica en un hospital privado.

El domingo 26 de noviembre, al reportar una fractura en el brazo izquierdo, Edward fue canalizado a un hospital privado de la zona norte de la ciudad de Oaxaca, ya que el Hospital Civil estaba en paro de labores.

En la clínica Del Valle se realizó la intervención quirúrgica. Los médicos afirmaban que sería una operación sencilla, pero al aplicar la anestesia se presume que se excedió la cantidad, y el menor falleció de un paro cardiaco.

Este miércoles se llevó a cabo el funeral, donde los familiares realizaron un cortejo fúnebre multitudinario, y con el cuerpo de la víctima presente exigieron justicia contra los médicos, demandando a la Fiscalía General del Estado que el crimen no quede impune.

El cuerpo de Edward ya descansa en el panteón municipal de Telixtlahuaca, donde familiares y conocidos lo despidieron con un aplauso generalizado, música y porras.

La abuela del menor, Sobeida López Avendaño, recordó que tomó fotografías minutos antes de que su nieto fuera sometido a la cirugía, y se encontraba en perfectas condiciones. Sin embargo, al terminar la operación los médicos le reportaron que éste había presentado una “complicación”, lo que consideró como un acto criminal.

Cuestionó a los médicos por su falta de profesionalismo, “de nada sirve que tengan instalaciones lujosas y que cobren carísimo, si ejercen y ofrecen atención médica deficiente”, lamentó.

Asimismo señaló que el hospital les cobró más de 25 mil pesos, lo que reprobaron, más cuando les entregaron el cadáver de su nieto.

Según su relato, los médicos del hospital Del Valle le dijeron que no tenían unidad de cuidados intensivos, y por ello lo trasladaron inconsciente al hospital San Lucas, donde reportaron el deceso, derivado de una presunta sobredosis de anestesia.

Los familiares pidieron una explicación por la incapacidad de los médicos, pero los directivos se escondieron en sus oficinas, a pesar de que se manifestaron golpeando las puertas.

En contra parte, los padres de Edward se negaron a hablar, se mostraron destrozados, y a la vez molestos por la negligencia médica cometida en contra de su primer y único hijo.

 

 

 

 

CEAMO ENTREGARÁ DICTAMEN EN 15 DÍAS

 

En tanto, el presidente de la Comisión Estatal de Arbitraje Médico de Oaxaca (CEAMO), José Manuel Ugalde Iglesias, aseguró que el análisis de los expedientes médicos y las indagatorias permitirán determinar qué pasó, para que la Fiscalía pueda actuar con firmeza contra los responsables.

Aseguró que “de oficio”, la CEAMO integró un expediente con la narración de los hechos y los expedientes clínicos, tanto del Hospital del Valle, donde se le realizó la cirugía a Edward, o el San Lucas, a donde llegó inconsciente y falleció después de un paro cardiaco, no descartando la clausura de los nosocomios.

Adelantó que será en un plazo de 15 días cuando se tengan los dictaménes, pero mencionó que éstos no serán públicos, sino confidenciales, y sólo serán consultados por la familia de Edward y la Fiscalía General, donde ya se integró una carpeta de investigación.

En tanto, el visitador general de la Defensoría de los Derechos del Pueblo de Oaxaca, Juan Rodríguez Ramos, señaló que hay una investigación contra los médicos y enfermeras del Hospital Civil, quienes se negaron atender al menor porque estaban en paro laboral.