Con Cué, proveedores y beneficiarios ‘fantasmas’

* El titular de la Sedapa, Eduardo Rojas informó que se asignaron 4.5 mdp a falsos productores.

 

Por Óscar Rodríguez

 

Oaxaca, Oax.- Por actos de corrupción durante la administración del exgobernador Gabino Cué, se devolvieron poco más de 6.5 millones de pesos a la tesorería federal, además de que se encontró una lista de proveedores y beneficiarios ‘fantasmas’ de un programa de alimentación a zonas rurales, informó el secretario de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Agricultura, (Sedapa), Eduardo Rojas Zavaleta.

El funcionario indicó que se inició un proceso de investigación por las irregularidades detectadas, donde hay 15 auditorías en proceso y más de 256 irregularidades administrativas diversas aún sin solventar.

Al comparecer ante el Pleno de la Legislatura local con motivo de la glosa del Primer Informe de Gobierno de Alejandro Murat, Rojas Zavaleta detalló que durante el proceso de entrega – recepción del gobierno saliente, se detectó que 4.5 millones de pesos fueron asignados a un padrón de productores cuya identidad y domicilio se desconoce o no existió, a los que se les asignaron proyectos por 500 mil pesos.

Además, mencionó que regresaron dinero a la Federación que estaba destinado para zonas rurales marginadas por más de 6.5 millones de pesos por no aportar la contraparte, que fue utilizada para otros fines.

También se dejó de pagar a proveedores de servicios, lo que advierte que el gobierno saliente se autofinanció con dinero no ejecutado.

Sin embargo, Rojas Zavaleta atajo que en estas acciones contra la corrupción no hay una “cacería de brujas”, y se están ofreciendo los plazos a los exfuncionarios para que aclaren las asignaciones que no han solventado, advirtiendo que el tiempo está encima y ya se están iniciando en algunos casos los procesos de sanción penal y administrativa.

 

PESE A DESASTRES SE SALVÓ PRODUCCIÓN DE GRANOS BÁSICOS

 

El titular de la Sedapa, Eduardo Rojas Zavaleta, afirmó que a pesar de los fenómenos climatológicos, como la sequía atípica y las inundaciones, se salvó el año de producción agrícola y reportó una sobreproducción, con la que se aminora el déficit de alimentos en las zonas rurales.

“Derivado al repunte de lluvias que tuvimos se pudo amortiguar el efecto de las sequías. Oaxaca logró un año agrícola histórico con sobreproducción de alimentos, principalmente maíz y sorgo, lo que advierte que vamos a tener una cosecha con un alza del 17 por ciento, por arriba del tope histórico no alcanzado en los últimos 12 años”, dijo.

Mientras que, para los afectados por la sequía se aplicó una política de pago de seguros catastróficos en más de 40 mil hectáreas, lo que implicó una indemnización de 50 millones de pesos. Para el caso de lluvias torrenciales, dijo que se pagó la póliza de seguro para 17 mil hectáreas de las 850 mil aseguradas.

 

PRESUPUESTO CADA VEZ MÁS BAJO

 

El titular de la Sedafpa, Eduardo Rojas, demandó a los diputados locales una ampliación presupuestal, porque en los últimos años el gasto para el sector agrícola es cada vez más bajo, ya que el 85 por ciento de los fondos se aplican para pago de burocracia, y para la ejecución de proyectos menos del 15 por ciento, además de que la bolsa que autoriza la Federación es cada vez más reducida, por lo que consideró un insulto permitir que se cometan subejercicios.

En ese sentido, recalcó que la actual administración realiza acciones de gestoría ante el gobierno federal para incrementar los recursos que llegaban para los Programas de Concurrencia, ya que por cada peso que invierte Oaxaca, el gobierno federal aporta tres pesos más, con lo que se lograron 496 millones, de los cuales 255 millones de pesos son para el gasto corriente y con recursos estatales se logró hacer inversión pública a través de proyectos de desarrollo.

Entre ellos destacó el Diplomado en Gestión de Empresas Agroalimentarias, con lo que se becó a mil oaxaqueños que se especializaron en la Universidad de Cádiz en España.

Asimismo se protegieron 850 mil hectáreas de cultivo en todo el Estado con los pagos de los Seguros Catastróficos Satelitales y Paramétricos.

Precisó que el Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria (PESA) invierte más de 340 millones de pesos, que representa el 60 por ciento de la bolsa federal destinada a la entidad y tiene una aplicación muy puntual que es determinada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) por sus siglas en inglés, en beneficio de 24 mil 381 familias de mil 76 localidades.

Además mencionó que se creará un Consejo Científico con todas las universidades del estado y las universidades Autónoma Agraria “Antonio Narro” y de Chapingo, para que los estudiantes oaxaqueños realicen sus tesis y prácticas en sus comunidades de origen, y con ello se detone el desarrollo de sus comunidades.

Por último, el funcionario recalcó que se aplicarán 500 millones de pesos en la instalación de un agroparque en la Zona Económica Especial (ZEE) del Istmo, con la finalidad de abonar a la reconstrucción tras los sismos de septiembre.