Fortalecen la protección al tiburón ballena

* La Profepa asegura embarcaciones por carecer de autorización para la observación y nado con Tiburón Ballena.

* En las actividades con Tiburón Ballena, cinco son las zonas de atención prioritaria para esta Procuraduría, en Baja California, Baja California Sur, Nayarit, Jalisco y Quintana Roo.

Ciudad de México, a 13 de enero de 2018.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), ha fortalecido las acciones de protección en favor del tiburón ballena, el pez más grande del mundo, y que en México es considerado por la normatividad bajo amenaza.

Cinco son las zonas de atención prioritaria: Baja California, Baja California Sur, Nayarit, Jalisco y Quintana Roo, estados en donde se concentra su presencia y, por tanto, actividades de observación, nado y buceo libre (snorkel), principalmente efectuadas por el turismo.

Las acciones de protección son coordinadas con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Secretaría de Marina (Semar) y los Comités de Vigilancia Ambiental Participativa, cuya labor ha permitido que durante el 2017, se efectuaran nueve operativos, 32 recorridos de vigilancia y la verificación de 474 embarcaciones que realizaban actividades de observación, nado y buceo libre (snorkel), con tiburón ballena.

En el marco del Programa de Vigilancia para la Protección de Especies en Riesgo “Ballenas y Tiburón Ballena” 2013-2018, a nivel nacional la Profepa ha levantado, en ese período ocho actas de inspección, en las que se asentó el aseguramiento precautorio de siete embarcaciones menores, cuyos propietarios carecían de autorización para la actividad, así como del incumplimiento de condicionantes y violaciones a la Ley Federal de Derechos.

De estas actuaciones, dos casos fueron resueltos al imponerse una sanción, cuya suma arrojó la cantidad de 132 mil 711.42 pesos.

En la primera semana de febrero del año pasado se rescataron tres ejemplares de tiburón ballena, localizados enmallados y varados en costas de Baja California Sur.

El aprovechamiento no extractivo mediante el nado con tiburón ballena ha tenido un gran auge en comunidades como las bahías de Los Ángeles y La Paz, en Baja California Sur; San Blas, Platanitos y Boca de Chila, Nayarit; Bahía de Banderas, Jalisco; en Holbox, Cancún e Isla Mujeres, en Quintana Roo.

Esta actividad es de gran relevancia comercial para los prestadores de servicios turísticos, por lo que la Profepa se encarga de vigilar que la actuación de los prestadores de servicios turísticos cumplan con lo establecido en la normatividad y tengan los permisos de la autoridad, como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

El tiburón ballena (Rhincodon typus) es considerado como el pez más grande del mundo. Es una especie que en México se encuentra en la categoría de Amenazada (A), conforme a la NOM-059-SEMARNAT-2010 y enlistado en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre (CITES), y catalogado como vulnerable por la lista roja de la UICN.