Asesinan a líder regional de la CTM en la Cuenca

Por Óscar Rodríguez

 

 

Oaxaca, Oax.- El fin de semana fue asesinado el líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en la región de la Cuenca, Celestino Arizmendi Ávila, en una aparente venganza de tipo personal, informó la Fiscalía General del Estado.

 

 

De acuerdo al reporte de la Comandancia Regional de la Policía Estatal, un grupo de sujetos armados irrumpió la mañana del sábado en el interior de un establecimiento comercial localizado en el municipio de San Juan Bautista Tuxtepec, cerca de la Cervecera del Trópico, para asesinar de varios disparos a la víctima de 60 años de edad.

 

 

Luego de cometer el crimen los implicados se dieron a la fuga con rumbo desconocido.

 

 

Unas semanas antes, en el Puerto de Salina Cruz un grupo de desconocidos asesinó afuera de su domicilio al exlíder regional cetemista y exdiputado local, Alfredo Ramos Villalobos.

 

OTROS CRÍMENES

 

La Policía Estatal reportó otros crímenes en las últimas horas en la entidad oaxaqueña, entre ellos el asesinato de un individuo identificado como Raciel Ruiz Jiménez alias el “charrito”, en el barrio Guichivere de Tehuantepec.

 

 

Horas antes, en Matías Romero fueron localizados los cuerpos de tres jóvenes semidesnudos, con las manos atadas hacia la espalda, con visibles huellas de tortura y varios impactos de arma de fuego.

 

 

Otro hallazgo se reportó en la agencia municipal de La Cumbre, en el paraje denominado La Istmeña, cerca de los límites entre los estados de Oaxaca y Veracruz, donde las fuerzas de seguridad localizaron tres cadáveres.

 

 

Los cuerpos de los jóvenes, cuyas edades oscilan entre los 20 y 25 años, fueron localizados entre matorrales y se encuentran en calidad de desconocidos; únicamente uno de los ejecutados tiene tatuado el nombre de Víctor Jesús.

 

 

Por otra parte, se reportó la ejecución del médico Oscar Fabián Reyes, de 42 años de edad, en el interior de su consultorio ubicado en el centro de Miahuatlán de Porfirio Díaz.

 

 

La víctima era hermano de Felipe Fabián Reyes, quien se encuentra preso en el penal de Miahuatlán, acusado del crimen del locutor Filadelfo Sánchez Sarmiento.