Leyes deben abonar a una convivencia pacífica: Iglesia

En el caso del niño Edward, el arzobispo emérito pide a las autoridades investigar para no condenar inocentes o liberar culpables.

 

 

Por Guadalupe Espinoza  / Foto de Carolina Jiménez

Oaxaca, Oax.- El administrador apostólico de la Arquidiócesis de Antequera – Oaxaca, José Luis Chávez Botello, aseguró que el caso del menor Edward Luna Trujillo, quien falleció por una presunta negligencia médica, debe servir para hacer una reflexión sobre lo que está sucediendo en la entidad y el país, y pidió a las autoridades aplicar la ley para abonar a la paz a una convivencia pacífica.

El arzobispo emérito resaltó la importancia de que las autoridades encargadas de impartir justicia apliquen las leyes para el bien de la sociedad.

Por ello, llamó a una investigación a fondo en el caso de la muerte del niño Edward, para que no se vaya a condenar a un inocente o para que se ponga en libertad a un culpable.

Dijo que este tipo de situaciones son un llamado para todos a la revisión, y no solo respecto de los procesos jurídicos, sino de la política y de quienes llegan a diversos cargos.

Por otra parte, a unos días de la llegada del nuevo arzobispo de la Arquidiócesis de Oaxaca, monseñor Pedro Vázquez Villalobos, señaló que todos los eventos que se realicen el próximo 25 de abril estarán llenos de signos, expresiones y actitudes de fe.

Invitó a los feligreses católicos a unirse a esta celebración a través de la oración, participando en los encuentros y sumándose al deseo de tener una fe renovada y el deseo de paz y reconciliación.

Chávez Botello dijo que ese día se harán sonar las campanas de todos los templos de la Vicaria Urbana a las 10:00 horas, cuando monseñor Pedro Vázquez ingrese a la Catedral, y a las 12:00 horas se repicarán en todos los templos de la Arquidiócesis al iniciar la solemne concelebración eucarística en el Auditorio Guelaguetza.

Asimismo, llamó a “participar de manera activa, consciente y fructuosa para escuchar lo que el Señor dice”.

Subrayó que no habrá boletos para ninguno de los eventos, para que las personas no sean sorprendidas.

Por último, pidió a los creyentes que no puedan asistir físicamente a las celebraciones, hacer lo posible de vivir espiritualmente la llegada del nuevo arzobispo de Antequera, monseñor Pedro Vázquez Villalobos.