Los Kamer contagiaron a Oaxaca con su ritmo camaleónico

* Su música impregnada de funk, jazz, cumbia y swing fue bien recibida.

 

Por Ivet Mendoza / Fotos cortesía

Oaxaca, Oax.- Este fin de semana Los Kamer pusieron el ambiente en un café cultural ubicado en el Centro Histórico de Oaxaca.

 

Fue la tercera vez que los Kamer pisaron la tierra donde Dios nunca muere, para proyectar ante el público oaxaqueño su música camaleónica y su más reciente sencillo “Hasta el amanecer”.

 

El líder de la banda, Kamer Ponce, se dijo muy contento al igual que sus compañeros de estar en Oaxaca, donde su música impregnada de funk, jazz, cumbia y swing es bien recibida.

 

Esta banda de Ixtapaluca, a 10 años de trayectoria ha podido mantener el barco de la producción independiente a flote y llevado a buen puerto.

 

“Es bastante difícil porque al menos aquí en México creo que está más difícil crecer como una banda independiente, ya que para todo hay que invertirle demasiado y entonces eso nos complica demasiado las cosas, pero nosotros somos resistentes, estamos muy aferrados a la idea de que todo es posible y como sea que es posible lo estamos intentando, y lo estamos logrando poco a poco, yo creo que hay que seguir lo más que se pueda y seguir en el camino”, dijo Kamer Ponce.

 

Esta banda que la conforman Kamer Ponce, Alan González, Roots Balaoo, Karim e Hiram Huaracha no son músicos improvisados, ya que al ser todas sus composiciones originales han tenido que evolucionar como tal, sin dejar atrás el estudio para seguir creando y prendiendo a la gente con su música.

 

A pesar de haber desarrollado un nuevo estilo y explorado otros ritmos, la esencia Kamer continúa poniendo el ambiente e invitando al baile, la fiesta y el desborde entre sus seguidores.

 

“Nosotros tratamos de estudiar, tratamos de buscar más conocimientos para hacer una música de calidad y estudiando poco a poco, lo intentamos y lograrlo para que nuestra música sea cada día mejor”, comentó.

 

La identidad de Los Kamer, ha llegado a que los europeos arropen su música, a pesar de haberse ido en 2015 a la aventura, Francia, España, Alemania y Bélgica pudo conocer los sonidos de la banda y aceptarla.

 

Y desde ese año hasta la fecha, prácticamente no los han dejado ir, realizando innumerables giras también por Suiza, Inglaterra, Polonia, República Checa, Hungría, Italia y los Países Bajos.

 

Este 2018 no será la excepción, pero antes de partir hacia Europa, que pretenden sea a mediados de año, continuarán su gira por México, donde prometieron llevar un show diferente, lleno de explosividad, energía y dinamismo que Oaxaca ya comprobó.