Rechazan alza a tarifas de transporte

  • Anuncia Sevitra sanciones a concesionarios que cobre de más sin autorización.

 

 

Reportan más de 500 autobuses en mal estado.

 

 

 

Por Óscar Rodríguez / Foto de Max Núñez

 

 

Oaxaca, Oax.- Un grupo de organizaciones estudiantiles anunciaron una serie de protestas para protestar ante el posible aumento a las tarifas del transporte público, afirmando que de ser una realidad, esta medida lastimaría severamente a sus bolsillos.

 

 

Por su parte, la Secretaría de Vialidad y Transporte (Sevitra) anunció que aplicará sanciones a aquellos concesionarios que incrementen de manera excesiva y sin permiso la tarifa de transporte público en Oaxaca.

 

 

Actualmente el precio de transporte en la capital es de 7 pesos, y se ofrece un subsidio de 5 pesos con 50 centavos a estudiantes y adultos mayores.

 

 

 

Sin embargo, empresarios transportistas de la Ciudad de Oaxaca exigieron al gobierno estatal se eleve la tarifa de transporte público de siete a ocho pesos, pero el gobierno de Alejandro Murat lo rechazó y exhortó a los empresarios a retirar 250 camiones de circulación que se encuentran en mal estado, demandando que sean sustituidos por nuevas unidades.

 

 

 

El encargado de despacho de la Secretaría de Transporte y Vialidad (Sevitra), Alejandro Villanueva López, afirmó que la discusión de incrementar la tarifa se dará hasta que los concesionarios presten un servicio de calidad.

 

 

“Los transportistas desde el mes de enero y recientemente en el mes de julio han venido demandando a la Sevitra la necesidad de elevar su tarifa, y hemos tenido reuniones con ellos donde nos evidencian como ha impactado el alza en los combustibles en la operación del servicio y el costo de sus refacciones que según se cotizan en dólares; hemos dicho que entendemos la situación, pero la situación que priva en la entidad no es la propicia para elevar el precio del costo del transporte a la ciudadanía, y los exhortamos a la cordura”, explicó.

 

 

Asimismo, el funcionario de la Sevitra indicó que en algún momento se tendrá que realizar un ajuste, “pero en este momento no está autorizado, y quien lo venga haciendo se arriesgará a que se les sancione económicamente o se le suspenda temporal la concesión, y si hay reincidencia, sería definitiva”, aseguró.

 

 

 

Villanueva López afirmó que para que haya un ajuste a la tarifa del transporte público, el servicio tiene que ser rentable para los dueños, pero de calidad para el usuario y con seguridad.

 

 

 

Por ello, la secretaría ha realizado estudios de factibilidad para analizar cuál sería la tarifa adecuada. “En estos momentos hay un acuerdo con los empresarios de revisión de sus unidades, y hemos detectado que hay más de 500 en mal estado físico que deben ser sustituidas, si es que se quiere discutir un ajuste a la tarifa de transporte”, enfatizó.

 

 

 

En ese sentido, mencionó que la dependencia ha identificado autobuses que se quedan sin frenos, no tienen asientos, los pasamanos están oxidados, el piso tiene hoyos, o contaminan al expulsar gases por el escape, además de que hay denuncias por falta de amortiguadores.

 

 

 

“No vamos a dar un aumento a la tarifa si los empresarios del transporte urbano no hacen un esfuerzo para mejorar el nivel de su servicio”, puntualizó.

 

 

 

De acuerdo al reporte de la Sevitra, en la Ciudad de Oaxaca hay un padrón de mil unidades del transporte público, de las cuales se advierte que el 25 por ciento se encuentra en mal estado.