Atiende AMH a damnificados por sismos en el Istmo

Por Óscar Rodríguez / Foto ambientación

 

 

 

Oaxaca, Oax.- El gobernador Alejandro Murat Hinojosa atendió directamente a un grupo de personas originarias del Istmo de Tehuantepec que resultaron damnificadas por los sismos del 2017, quienes pretendían realizar una marcha caravana a la Ciudad de Oaxaca para exigir recursos para la reconstrucción de viviendas afectadas.

 

 

La presidente municipal de Juchitán de Zaragoza, Gloria Sánchez, dio a conocer que la movilización anunciada fue pospuesta, debido a la respuesta del gobernador para que atendiera las exigencias de los damnificados, principalmente en lo que tiene qué ver con la entrega de las tarjetas Bansefi, en aquellos casos en que las tarjetas fueron ‘clonadas’ o no tenían fondos asignados, así como la realización de un segundo censo.

 

 

 

“El gobernador Murat aceptó recibirnos en audiencia para abordar los temas pendientes, que corresponde a los créditos para los hornos de totopo y pan, además de la reconstrucción de viviendas, y nos dio a conocer que ya fueron asignados los recursos a través de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) para ejecutar las acciones, precisando que en cada horno reconstruido se ejercerán 3 mil pesos, iniciando el pago el 15 de agosto, donde se atenderán a 4 mil 700 productoras”, detalló.

 

 

En lo que corresponde a las viviendas que no han recibido ayuda, la alcaldesa dijo que se acordó con el gobernador realizar un segundo censo de afectados, acción que aún es analizada luego de una reunión que se realizara entre la Secretaría de Gobernación (Segob) y la Secretaría de Hacienda.

 

 

Sánchez López afirmó que una vez que se defina la fecha para realizar el segundo censo, se sostendrá una reunión con las autoridades municipales de la zona del Istmo de Tehuantepec y los afectados, para definir los posibles lineamientos.

 

 

En tanto el vicepresidente de la Asamblea de Damnificados por los Sismos, Anselmo Toledo, dijo que hay confianza en la palabra empeñada del gobernador Alejandro Murat para dar respuesta a sus exigencias.

 

 

“Sabemos que es cierre y final de sexenio, pero cuando vino a Juchitán el presidente Enrique Peña Nieto prometió que se ayudaría a la gente, y esa promesa es la que espera el pueblo zapoteca, somos tolerantes y pacientes, pero también el tiempo y la paciencia se acaba”, apuntó.

 

 

Asimismo, afirmó que si el 15 de agosto no obtienen respuestas a las peticiones se mantendrá la decisión de movilizarse y marchar a la ciudad de Oaxaca.