Van contra autobuses ‘chatarra’

Por alza a tarifa, concesionarios deberán cumplir condiciones, advierte Semovi.

 

Por Óscar Rodríguez / Fotos de Max Núñez

Oaxaca, Oax.- La Secretaría de Movilidad (Semovi) afirmó que pese a las protestas que han emprendido diversas organizaciones sociales y estudiantiles, no habrá vuelta atrás al aumento autorizado a la tarifa del transporte público, sin embargo recalcó que los concesionarios deberán cumplir las condiciones impuestas, tal es el caso de retirar de circulación aquellas unidades ‘chatarra’.

El titular de la dependencia, Alejandro Villanueva, dijo que no habrá revés a la decisión asumida para elevar de siete a ocho pesos la tarifa del transporte urbano en la ciudad de Oaxaca, debido a los incrementos en los precios de los combustibles.

Advirtió que previo al aumento autorizado, que aseguró “fue mínimo”, se realizaron “amplias consultas y estudios socioeconómicos con el sector”, como lo exige la Ley de Transporte, rechazando que éste haya sido de forma arbitraria o a espaldas del pueblo.

Villanueva indicó que el aumento fue condicionado, una vez que existe el compromiso de los transportistas por mejorar sus unidades, incluso suplir las que están en mal estado físico y mecánico, evidenciando que en el corto plazo tendrán que retirarse 370 autobuses.

Otro compromiso de las empresas concesionarias versa en respetar el subsidio a estudiantes, personas de la tercera edad y discapacitados, que es del 50 por ciento, lo que implica que deben de pagar sólo cuatro pesos.

El titular de la recién creada Semovi, dio a conocer que fueron desplegadas brigadas de la dependencia en las calles de la ciudad para recibir las quejas y denuncias que haya por parte de los usuarios contra la calidad del servicio.

En este sentido, aclaró que habrá cero tolerancia al incumplimiento de los concesionarios, sentenciado que unidad que sea detectada con fallas o irregularidades, previa queja de los usuarios, será retirada de circulación de forma indefinida.

 

Enfatizó que el gobierno del estado no puede ordenar el retiro de la totalidad de las unidades porque dejaría sin trabajo a mil 500 familias que dependen de este sector.

Sin embargo, dijo que el gobierno estatal ofreció a los transportistas créditos flexibles para que puedan sustituir sus autobuses en mal estado físico y mecánico.

De acuerdo con la Secretaría de Movilidad, existe un padrón de 843 unidades del transporte público operadas por cinco empresas concesionarias, de las cuales 370 tienen que ser suplidas en un corto plazo, y 70 en lo inmediato.

 

METROBÚS SIGUE EN PIE

El secretario de Movilidad, Alejandro Villanueva, indicó que a fin de año se podría poner en operación del proyecto del metrobús, incluso dijo que ya se realizan las reparaciones de la infraestructura dañada por diversas acciones de vandalismo.

Detalló que se trata de 43 autobuses con alta tecnología que funcionarán bajo un ordenamiento de metrobús, y pretende atender a más de 100 mil usuarios diariamente.