Reconoce Inmujeres trabajo del Gobierno de Fraguas en favor de las capitalinas

Oaxaca, Oax. 06 de septiembre de 2018.- Una vez emitida por la Secretaría de Gobernación la “Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres para el Estado de Oaxaca”, en el que se incluye a 40 municipios de la entidad entre ellos Oaxaca de Juárez, el Coordinador de Asuntos Jurídicos del Instituto Nacional de la Mujeres (INMUJERES), Pablo Navarrete Gutiérrez, reconoció el gran trabajo que emprende el Gobierno Municipal que encabeza José Antonio Hernández Fraguas en favor del desarrollo, bienestar y empoderamiento de las mujeres.

 

“El Ayuntamiento de la capital oaxaqueña ha asumido con toda seriedad y responsabilidad este tema, desde el año pasado tuvimos los primeros acercamientos para ir generando un proceso de prevención  y nos da mucho gusto saber que lo han asumido con mucha responsabilidad”, dijo el funcionario federal.

 

En este sentido, Navarrete Gutiérrez mencionó que en el ámbito nacional el Estado de Oaxaca se ubica en el décimo lugar de las entidades con mayor incidencia de violencia  hacia la mujer y enfatizó que la ciudad de Oaxaca no aparece dentro de los 10 municipios con mayor incidencia con este fenómeno.

 

Además resaltó que como parte de la buena y correcta aplicación de políticas públicas en la materia, el Gobierno Municipal cuenta con un Instituto Municipal de la Mujer fuerte y  sólido que trabaja siempre en la prevención con acciones y programas como la Unidad Municipal de Atención a Víctimas de Violencia por Razón de Género “Mujer Segura”.

 

Además alabó que en breve la Verde Antequera contará con su Consejo municipal para la prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia de género contra las mujeres.

 

“Esto no es menor porque Oaxaca al ser el municipio capital, esto va a ser referente para el resto de los municipios de cómo se pueden implementar medidas y acciones en favor de la vida y la seguridad de las mujeres”, puntualizó el representante del INMUJERES.

 

Finalmente mencionó que la Alerta de Género no debe verse como un instrumento negativo sino como una oportunidad para que los gobiernos estatal y municipal puedan generar y reforzar los trabajos que realizan en favor de las mujeres, lo que les permitirá un cambio social profundo en este sentido.