Salvan a tortuga de morir por una cuchara de plástico

El quelonio tenía una cuchara en la nariz y lastimó la parte superior de la boca. 

Por Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- En la Universidad del Mar (UMAR), especialistas le salvaron a una tortuga golfina de morir asfixiada por una cuchara de plástico que tenía incrustada en la nariz y el paladar. El quelonio logró salir con éxito de la intervención quirúrgica y ya fue liberada.

La tortuga fue encontrada por turistas flotando a la deriva cerca de las playas de un destino turístico de Oaxaca.

Según el reporte del biólogo marino que salvó a la tortuga de la especie golfina, ésta estuvo a punto de morir por una cuchara de plástico que tenía incrustada.

Dijo que fue una embarcación de turismo náutico la que alertó de la existencia de la tortuga, que yacía flotando semivolteada a la deriva cerca de las playas de Puerto Escondido y San Pedro Mixtepec.

Uno de los bañistas saltó al mar y la rescató, subiéndola a la embarcación que de inmediato la entregó a personal de Protección Civil Municipal.

El personal de alta mar de Protección Civil trasladó a la tortuga a las instalaciones de la Universidad del Mar en Puerto Ángel, donde fue atendida para quitarle el objeto que le impedía nadar.

El mango de la cuchara se alojó en su orificio nasal y le lastimó la parte superior de la boca.

De acuerdo con los especialistas, la cuchara llevaba incrustada ya varios días, pues este desecho ya se había empezado a encarnar en el ejemplar.

Una vez retirada la cuchara, la tortuga fue puesta en observación, hasta que se corroboró su estado de salud, siendo después liberada en su hábitat.

El titular de la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO), Heliodoro Díaz Escárraga, detalló que la basura que es arrojada al mar o cerca de éste por personas que acuden a las playas ha deteriorado el entorno y afectado a la fauna, la cual consume los desechos y muchas veces muere a causa de esta situación.

En consecuencia, organizaciones civiles y la Cámara Nacional Restaurantera (Canirac) lanzaron una campaña intensa para suprimir en sus platillos el uso de los popotes y utensilios desechables.