Se entregarán paquetes de materiales a damnificados por sismos: Sedatu

Los beneficiados del segundo censo no recibirán tarjetas, informó el delegado de la dependencia federal.

 

Por Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- En la entidad se entregarán paquetes de materiales y ya no tarjetas con recursos a los damnificados del segundo censo por sismos de 2017, informó el delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial Urbano (Sedatu), Elpidio Concha Arellano.

El funcionario precisó que el número de afectados se elevará de 63 mil a 83 mil damnificados, -26 mil con reporte de daño total y 57 mil con reporte de daño parcial-, evidenciando que por disposición del gobierno federal se acordó ya no entregar el apoyo en tarjetas con recursos, sino mediante paquetes de materiales.

Adelantó que el número de damnificados por atender en este segundo censo se encuentran diseminados en ocho municipios de la zona del Istmo de Tehuantepec, entre ellos Juchitán de Zaragoza, Asunción Ixtaltepec, Santa María Xadani, El Espinal, entre otros.

Aclaró que la determinación de entregar paquetes de materiales y ya no tarjetas no fue una decisión arbitraria, sino fue resultado de una decisión colegiada, asumida por las dependencias que conforman el Comité Nacional de Desastres Naturales.

Recordó que en un primer momento cuando se reportó el terremoto del 7 de septiembre, el más fuerte en los últimos 100 años, hubo una determinación para entregar la ayuda a los damnificados con tarjetas, porque ello fue una decisión presidencial.

Concha Arellano dio a conocer que la ayuda emergente que falte para cubrir a los damnificados por los terremotos se determinará una vez que arribe al gobierno federal el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, ya que ese fue el compromiso que asumió cuando visitó la región del Istmo de Tehuantepec en su gira de agradecimiento.

 

Rechaza manejo indebido de recursos

El delegado de la Sedatu, Elpidio Concha Arellano negó que esa dependencia esté bajo investigación por el manejo indebido de recursos destinados a los damnificados, ni por “manoseo” del censo realizado.

“Es mentira lo que se dice, que tuvimos acuerdos con empresas, y que metimos las manos para ingresar una lista de damnificados falsos, el padrón ha estado sujeto a constantes auditorías y ha quedado claro que se actuó honestamente”, finalizó.