En lo que van del año: 30 Estancias Infantiles han cerrado por recorte federal

Responsables de las Estancias en Oaxaca temen que surjan espacios ilegales que pongan en riesgo a los menores.

 Por Ivet Mendoza

Oaxaca, Oax.- Un grupo de responsables de Estancias Infantiles, dieron a conocer su postura de desacuerdo ante los cambios en el programa anunciados por el gobierno federal.

De acuerdo con las mujeres, expusieron que ante este nuevo esquema donde el subsidio será entregado directamente a madres y padres de familia, de las 240 Estancias que se tenían contabilizadas hasta noviembre del año pasado en Oaxaca, actualmente se tiene el registro de 210, las cuales cada día van reduciendo al cerrar sus puertas por la falta de recursos.

Agregaron que desde hace dos meses no reciben ningún apoyo por parte de la Secretaría de Bienestar (antes Sedesol) y ello ha generado que sobre todo en las zonas rurales deserten del servicio, dejando en la incertidumbre laboral a decenas de trabajadoras y sin apoyo sobre todo para madres solteras que eran beneficiadas con el programa.

La preocupación por parte de las responsables de Estancias Infantiles es que esta decisión lleve a la generación de espacios que no estén regulados o los menores se queden con personas no aptas para su cuidado y se conviertan en un peligro para los infantes.

Las inconformes agregaron que por la falta de recursos económicos de la mayoría de madres y padres que llevan a sus hijos a este lugar y no podrían solventar una mensualidad, de 7 mil 200 menores registrados en estas Estancias Infantiles, en estos dos meses que van del 2019 han dejado de asistir al menos un 40 por ciento.

Las trabajadores solicitaron al gobierno federal revisar los casos y generar mejores estrategias sin dejar de apoyar o reducir el presupuesto destinado a este programa. Asimismo, pidieron el apoyo del gobierno del estado encabezado por Alejandro Murat.

Cabe mencionar que el gobierno federal reiteró que la reducción del presupuesto a las Estancias Infantiles se debe al trato discrecional en las asignaciones; a la falta de atención a sectores prioritarios de la población; a los cobros indebidos y diversos actos de corrupción asentados por las autoridades competentes.