Acusan gasolineros escasez e inseguridad

Empresarios exigen a Pemex atender esta situación, debido a que el traslado de combustible y robos de pipas les genera pérdidas por más de 16 mdp, encareciendo así los precios al público.

 

Por Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- Para denunciar la escasez de combustibles y la inseguridad que conlleva el traslado de éstos, empresarios gasolineros de Oaxaca protestaron en la principal terminal de abasto en la zona metropolitana y exigieron a Petróleos Mexicanos (Pemex) atender esta situación.

Los empresarios ordenaron a sus trabajadores colocar pipas en las puertas del acceso de la Terminal de Almacenamiento y Reparto (TAR) de la zona de Valles Centrales ubicada en El Tule, hasta lograr una respuesta de directivos de Pemex a sus peticiones.

El vocero de la Asociación de Empresarios Gasolineros, Ramón Loredo González, denunció que desde el mes de diciembre de 2018 se han reportado retrasos de hasta un 45 por ciento en el suministro de combustibles a las estaciones, situación que, de no regularizarse podría generar un problema cíclico de desabasto.

Denunció que en las Terminales de Almacenamiento y Reparto de Santa María del Tule, Salina Cruz y Miahuatlán no hay un abasto regular de gasolina, y ello ha mermado el suministro a las regiones y a los puntos de venta al usuario.

Al respecto precisó que en la entidad hay 240 gasolineras y al menos 180 reportan problemas por falta de suministro del energético.

Para evitar un problema de falta de producto, los gasolineros envían sus pipas a Salina Cruz y a Veracruz para surtirse, pero en el trayecto son víctimas de células criminales dedicadas al ‘huachicol’.

Comentó que los casos ya fueron denunciados ante la Fiscalía General del Estado, entre ellos los seis atracos a pipas en su trayecto de Veracruz a Oaxaca.

En ese sentido expuso que el monto de los asaltos por parte de la delincuencia organizada implican pérdidas por más de 16 millones de pesos.

Ante esta situación demandaron apoyo a los gobiernos estatal y federal, ya que esta contingencia puede generar que se eleven los precios al consumidor.

“Queremos que Pemex regularice el abasto de combustibles en las terminales de almacenamiento, y que el gobierno estatal a través de la Secretaría de Seguridad nos brinde condiciones de seguridad para evitar que las pipas sean asaltadas”, demandó.

Ramón Laredo enfatizó que parte del problema generado por la falta de abasto de combustible tiene que ver con la estrategia impulsada por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para enfrentar el tema del robo de gasolina.

“El presidente ordenó cerrar el ducto de la refinería Antonio Dovalí Jaime, y ahora no se ha cumplido con el trasladado regular de abasto a los puntos de suministro, lo que deriva en que no llegue la gasolina a tiempo a las estaciones de la región”, detalló.

El vocero de los empresarios puntualizó que si hubiera una buena logística en la distribución del combustible, el precio pudiera bajar al público, aunque también depende de que las distribuidoras no lo encarezcan ni lo oculten para generar la especulación del precio del producto en el mercado, concluyó.